10 tipos de café que te van a gustar si amas esta bebida.

Tipos de café

Hoy vamos hablar de varios tipos de café de diferentes procedencias que encantarán a aquellos que aman esta bebida.

El café es hoy en día mucho más que una bebida que usamos para mantener la atención y estar despiertos.
 
Es un elemento presente en nuestra vida desde que nos levantamos. 
 
Nos relacionamos muchas veces tomando una taza de café y esto se nota en como el café ha ido creciendo, evolucionando y diferenciándose.
 
Cada sociedad, país, zona geográfica, ha ido aportando su forma de ver y entender su relación con el café.
 
En todo el mundo consumimos 400 mil millones de tazas de café en un año.
 
Tal es así que en muchas ocasiones es difícil seguir el ritmo a las distintas preparaciones.
 
Hoy existen una variedad de cafeteras que dan resultados muy diferentes aun cuando hagas un café sin ningún tipo de mezclas con otro tipo de elemento como leche, crema de leche, chocolate, etc.
 
Así no será lo mismos tomar un café sólo procedente de una máquina expreso, de una chemex, de una prensa francesa, etc.
 
En España pedimos un café sólo en cualquier cafetería, y nos dan un expreso sólo, pero existen multitud de formas de tomarse un café sólo sin necesidad de que sea expreso.
 
No nos engañemos, nuestra bebida estimulante favorita por las mañanas o a media tarde puede resultar muy confusa. 
 
Siempre que se habla de recetas de como preparar un tipo de café, debe dejarse cierto margen para las variaciones de una misma receta que suelen darse de una zona a otra.
 
En un post hablar de todos los tipos de café es imposible, si nos ponemos hacer diferencias y precisiones por zonas sería todavía más complejo, necesitas hacer un libro para eso, por eso en el post nos hemos puesto un objetivo más razonable.
 
Así asimilaremos nombres de cafés en diferentes países aun cuando pueda haber entre ellos diferencias sutiles.
 
Por limitar el número dejamos de lado combinaciones con alcohol, aunque si que incluimos combinaciones con leche, crema de leche, nata o chocolate.
 
 
Del café cortado al ‘macchiato’
 

Comencemos con los 10 tipos de cafés que te van a gustar si amas el café.

 

1º Expreso, exprés, espresso o simplemente café solo en España.

Para tomar un expreso tiene que hacerse con un tipo de cafetera muy específica, la cafetera expreso que es la que da nombre a este tipo de café.
 
Se trata de un café negro bastante concentrado que se logra pasando agua a varios bares de presión, por un café molido muy fino, el agua que se hace pasar por el café tiene temperatura es cercana al punto de ebullición, sobre 94º centígrados.
 
Lo puedes tomar así, añadirle un poco da azúcar o edulcorante.
 
El café expreso es la base de infinidad de combinados de café, entre los que se encuentran muchos de los que apuntaremos en el post.
 
Sin embargo muchos amantes del café califican como una osadía ponerle algo más que azúcar, e incluso muchos lo tomamos sin tan siquiera endulzarlo.
 
Los más puristas insisten que es un pecado añadir nada a un expreso.
 
El café expreso puedes pedirlo simple, doble, corto o “ristretto”, o un espresso largo que se diferencian por la cantidad de gramos de café utilizados, por los mililitros de agua, por el procesados en diferentes tiempos en la máquina.
 
Quererlo “corto” o "ristretto" significa que tiene menos agua y por lo tanto está más concentrado y el sabor es más intenso, y “largo” por el contrario es que utiliza más agua y no sabe tan fuerte. 
 
Doble simplemente indica que quieres el doble de cantidad que un café expreso simple o normal.
 
Un expresso perfectamente preparado tendrá una crema o espuma espesa, color marrón dorado en la superficie. 
 
La “crema” del café es una espuma de burbujas finas formadas por el dióxido de carbono que forma el propio café en el proceso de extracción, no confundir con la crema de la leche del café con leche. 
 
De todos los tipos de café es el de más rápida preparación y quizá sea el de sabor más concentrado.
 
café expreso sólo
 

 

2º Café cortado o "expresso macchiato".

El café cortado es, por definición, un café expreso con un poquito de leche para suavizar su sabor y rebajar el grado de amargura del café.
 
En Cuba y Puerto Rico es llamado como “cortadito”, mientras que en Venezuela se lo denomina “marrón” para no confundirlo con el café expreso sin leche, al cual llaman “café negro”.
 
En otros países se le llama “macchiato” respetando el nombre originario de Italia, su país de origen.
 
café cortado

 

 

3º Café con leche

Consta básicamente de dos ingredientes: el café como infusión y leche, con una proporción que varía de acuerdo a las costumbres locales.
 
En unas proporciones donde el café con leche suele ir desde la mezcla por partes iguales, hasta proporciones que van aproximadamente tres parte de leche por una parte de café expresso.
 
Para aumentar la confusión en los 80 los australianos y neozelandeses se cansaron de la espuma en el café tipo cappuccino italiano y empezaron a pedir una variante más “flat” (plana). 
 
Así nació el Flat White, el café con leche de moda entre los cafeteros de tercera generación. 
 
Un café pero menos cremoso y con un sabor a café más intenso.
 
 
Café con leche
 
 
Ya que hemos mencionado al café Capuchino hablaremos con más profundidad de él.
 

4º El Café Capuchino

El capuchino quizá sea uno de los cafés más extendidos en el mundo, en cualquier cafetería de prácticamente cualquier ciudad del mundo te prepararan uno.
 
Un verdadero capuchino es una combinación de partes iguales de expresso, leche caliente y espuma de leche.
A partir de aquí podemos afirmar que es común espolvorear en la espuma del capuchino un poco de cacao en polvo sin azúcar o chocolate negro rallado, e incluso canela.
 
Si pides un capuchino seco, significa que quieres menos leche de lo normal, mientras que mojado significa que quieres más leche.
 
¿Alguno de vosotros se está preguntando en que si diferencia entonces un capuchino de un café con leche?
 
Lo único que lo diferencia del latte es que lleva algo más de espuma en la superficie.
 
café capuchino
 
 

5º Café Americano.

En realidad podemos hablar de dos tipos de café americano:
  • El café americano que se toma en America.
  • La interpretación que se hizo en europa del sur del café americano a partir de la segunda guerra mundial.
Los americanos llegaron a Italia durante la segunda guerra mundial, y se encontraron que cuando pedían un café les ponían un café expreso, que era muy pequeño y estaba muy cargado para su gusto.
 
Un café americano en realidad es un café de filtro, que suele tener más proporción de agua y menos proporción de café en la taza por el simple hecho de ser un café preparado con una cafetera que no es la cafetera expreso.
 
Una receta típica para 1/2 litro de café americano sería:
  • 2 cucharadas soperas de café molido medio.
  • 1/2 litro de Agua caliente
  • Y una cafetera de filtro.
  • Una tetera a ser posible de cuello largo para verter el agua sobre el café en la cafetera de filtro.

Elaboración 

Pre calentamos la cafetera tipo Chemex o V60 de Hario.
 
No tienes más que verter agua caliente en la cafetera para que se caliente, agua que antes de proceder a hacer el café tendrás que tirar.
 
Si es una chemex es conveniente que aproveches el proceso para eliminar las impurezas que pueda tener el filtro.
 
Viertes el café recién molido en la cafetera donde previamente has puesto el filtro, ya hemos dicho que con un grado de molido medio. 
 
Echas lentamente el agua en el café molido haciendo circulos sobre el café, dejas que la gravedad haga su efecto.
 
Conviene antes de echar toda el agua, verter un poco de agua al principo para que el café se empape, despues sigues vertiendo el agua lentamente.
 
En tres o cuatro minutos dependiendo del tipo de cafetera, tendrás un magnífico café americano.
 

 
Podríamos llegar a considerar el café de cafetera eléctrica de filtro como un café americano, aunque si quieres mi consejo apuesta por los métodos manuales.
 
 
Pero dejamos atrás la explicación de cómo los italianos sin renunciar a su máquina de expreso dieron satisfacción al gusto de los americanos.
 
Simplemente a un expreso normal le añadían una proporción de agua caliente igual a la que habían utilizado para obtener el café expreso, obteniendo así un café con más agua y menos intensidad del café más al gusto de los americanos.
 
Así que si pides un americano en muchas cafeterías del sur de Europa esto es lo que te pondrán.
 

 
Si te gusta el café con cuerpo ligero y poco amargo, el café americano es tu bebida. 
 
 

6º El café moca

 
El café moca es una variante del café capuchino.
 
Suele llevar un tercio de expreso y dos tercios de leche al estilo del café capuchino, pero se añade una parte de chocolate.
 
Esta parte de chocolate se la añade normalmente en forma de jarabe de chocolate, aunque mucho baristas usan chocolate en polvo instantáneo como veréis en el video. 
 
Los cafés moca contienen normalmente chocolate negro o chocolate con leche.
 
Una variante es el Café Moca Blanco, que está preparado con chocolate blanco en vez de chocolate negro.
 
Incluso pueden llegar a mezclarse los dos tipos de chocolate dando lugar al "cebra" o "blanco y negro".
 
 

 

7º El café Marocchino

Es un café de origen italiano.
 
Se hace colocando un trocito de chocolate negro o de chocolate con leche en una taza de café.
 
En muchas ocasiones se utiliza chocolate liquido, en este caso se procede a hechar el chocolate por toda la pared del vaso.
 
Luego se le vierte el expreso sobre el chocolate para derretirlo, se le agrega cacao en polvo y se le añade un poco de espuma de leche.
 
Se puede decorar con más cacao en polvo y azúcar morena o incluso un par de granos de café.
 
Dice la leyenda que nace en Turín, una de las capitales del chocolate en Italia junto con Perugia.
 
Pese a su nombre que podríamos traducir por marroquí no está relacionado para nada con este país.
 
Cuando se hace popular en la Italia de los años treinta las mujeres llevaban un pañuelo llamado marocchino que era muy parecido en color al café, por asimilación a este café se le comenzó a denominar así.
 

 

 

8º Cafés fríos: Café con hielo, Café Frappé, y Cold Brew.

 
En verano en España nos gusta pedir café con hielo.
 
No es más que un café expreso que se se vierte sobre unos cubitos de hielo, para tomarlo frío.
Cada vez es más habitual hacerlo igualmente con café con leche.
 
Si te gusta el azúcar vierte en el café todavía caliente y revuelve.
 
cafe con hielo

 

Una opción más sibarita es el café frappé, café con hielo cubierto de espuma. 

 
Dice la leyenda que su origen reside en Grecia, donde se inventó en la década de los 50, por casualidad.
Un trabajador de la feria de comercio de Tesalónica no encontraba agua caliente para prepararse un café y usó una coctelera para hacerse un café con agua fría.
 
Parece que la idea gustó y hasta nuestros días.
 
Así que simplemente es el café con leche y hielo, bien agitado. Aunque admite que se le añada nata, siropes, etc. 
 

Ingredientes para un café frappé

  • 200 ml de leche fría.
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 taza de café espresso
  • 200 ml de hielo picado
  • 3 granitos de café para decorar
  • Opcionalmente, una bola de helado de nata o vainilla
  • Opcionalmente, canela en polvo o sirope de caramelo para decorar
En el café frappé la creatividad de cada establecimiento entra en juego.
 
Empezamos preparando un café expres.
 
Esperamos a que se enfríe un poco y le añadimos la leche fría y el azúcar pasándolo a un vaso donde podamos batirlo.
 
Añadimos el hielo picado y si queremos un resultado más cremoso incorporamos igualmente una bola de helado de nata o de vainilla.
 
Lo batimos durante unos minutos hasta que el hielo se convierta en un granizado cremoso.
 
Terminamos nuestro café frappé, sirviéndolo en un vaso alto y decorándolo con un poco de canela en polvo, un chorro de sirope o unos granos de café. 
 
El café aguanta minutos bien frío gracias al hielo y la crema de la parte superior tiene un delicioso sabor intenso de café.
 
 
 
Si has estado en una cafetería de tercera generación habrás visto los Cold Brews.
 
Se trata de obtener un café a base de agua fría, a base de aumentar los tiempos de paso del café para compensar la disminución de la temperatura a la que se consigue el mismo.
 
Es una preparación de café en frío de larga duración, de 6 a 24 horas dependiendo de la intensidad deseada y de la temperatura.
 
Incluso puedes partir de agua en forma de hielo, o simplemente a temperatura ambiente, para obtener un café frío que no tienes que mezclar con nada para enfriarlo.
 
Existen cafeteras específicas para este tipo de café.
 

 

9º Café Vienés

El café Vienés se encuentra en la lista de los más populares junto al capuchino y mocachino; siendo uno de los más consumidos en el mundo.
 
café vienés
 
Ingredientes
  • Una medida de expreso doble
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de crema batida o nata semi-montada
  • Canela, cacao en polvo o virutas de chocolate al gusto.

Preparación del café vienés

Hacer expreso doble, suave o fuerte según el gusto, añadir una cucharada de azúcar y remover para que se disuelva.
Seguidamente coronar el café con nata semi-montada (crema batida) y decorar espolvoreando un poquito de canela, polvo o virutas de chocolate al gusto sobre la nata. 
 

10 Café Bombón

El café bombón es un café originario de la región española de Alicante.
 
Es un café solo, normalmente expreso, mezclado con leche condensada en un vaso o taza de cristal. 
Sencillo de preparar, por lo que podemos hacerlo en casa para disfrutar de un café de forma distinta, ya sea después de comer o a media tarde. 
 
café bómbon
 
Ingredientes:
  •  Café
  •  Leche condensada
  •  Crema de leche o nata semimontada (opcional)
  •  Cacao o canela para espolvorear (opcional)

Preparación del café bómbon.

1º El primer paso para hacer el café bombón es añadir la leche condensada en el fondo del vaso o taza que vayamos a servir.
 
Preparar un café expreso, aunque puede hacerse con otro tipo de cafeteras como la italiana, francesa, etc.
 
Cuando esté listo, añade suavemente el café en el vaso o taza sobre la leche condensada.
 
La diferente densidad de ambos ingredientes hará que no se mezclen y se distingan visiblemente, quedando el café en la parte superior.
 
Para apreciar este juego es aconsejable servir el café bombón en un vaso o taza de cristal.
 
Hasta aquí tienes el café bombón como marca la tradición.
 
4º Algunos agregan crema de leche o nata montada en la parte superior. 
 
Sobre esta también puedes espolvorear, si es de tu agrado, un poco de cacao o canela en polvo, le dará un toque final más dulce.
 
Hasta aquí el pos de hoy.
 
Buen café.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior