Breve historia del café

Café

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Café, desde el 2015 se celebra este día el 1 de octubre, nos hemos decido dedicarle un post en donde hacemos una breve historia del café en el mundo conmemorando esta celebración.

 

Hemos tardado unos cuantos siglos en rendirnos al café pero en los dos últimos doscientos años el proceso se ha acelerado, hasta llegar a ser la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. 

 

Aunque no lo parezca el café no es una bebida que nos haya acompañado siempre, de hecho en Europa o America hace apenas 500 años era una total desconocida.

 

En las últimas decadads vemos como el café ha alcanzado la importancia que tiene en el mundo actual que veréis que no es poca, para ser una bebida que lleva entre nosotros, de forma generalizada, apenas un par de cientos de años.

 

Hoy las zonas de producción incluyen a países de casi todos los continente, recordemos que el clima de la Antártida no es el más conveniente para el café, y en Europa tampoco se dan las condiciones, aunque quien sabe si seguimos dejando el camino libre al cambio climático.

 

  • Cientos de miles de personas viven directamente de su cultivoo en los continentes que se sitúan entre el trópico de Cancer y el de Capricornio. 
  • En el resto del mundo su procesamiento, tostado, distribución, genera empleo para miles de personas trabajan  para pequeños tostadores, medianas empresas,  o para multinacionales. 
  • Por el mundo existen igualmente cientos de miles de cafeterías que sirven café a sus clientes de diversas formas: expreso, americanos, capuchinos, etc, etc, la variedad es enorme.

 

Hasta alguna estrella del cine americano sacan unos cuantos dólares extra publicitado cápsulas  de café en las televisiones de todo el mundo.

 

Su precio se negocia en futuros con miles de inversores que compran y venden café de una forma no muy diferente a la que juegan en bolsa teniendo en cuenta sus calidades, escasez o abundancia,  distinguiendo precios para  arábicas o robustas, etc, etc.

 

Y no es de extrañar que despierte ese interés en los mercados, como ya hemos dicho el café es la segunda bebida más consumida en todo el planeta, después del agua, que afortunadamente aun no ha llegado al mercado de futuros, y si me pides mi opinión por nuestro bien espero que el agua nunca llegue a ese mercado.

 

Incluso ha sido capaz de crear iconos publicitarios, quien no conoce a Juan Valdez con su Asno recogiendo café en el campo, y transportando ese café en su burro, para que todos podamos disfrutar de un gran café de Colombia.

 

Quién no ha oído hablar de Starbucks, aun cuando en su pueblo no haya uno, ni exista a cien kilómetros a la redonda.

Está en nuestra vida, cuantos de vosotros no toma un café o descafeinado al día, cuantos no tomamos dos y tres. 

Se ha metido en nuestras conductas sociales, en nuestros modos de relacionarnos.

¿Quién de vosotros no quedas para tomar un café? Bien por motivos profesionales, bien por otros motivos más personales.

Tienes una presencia transversal en culturas, en países, en continentes, en clases sociales lo han convertido en la bebida universal.

Los políticos de izquierda y de derechas, no están de acuerdo en nada, o sí quizá sí en una cosa, en tomarse un café antes de entrar a su despacho, como tu antes de entrar en tu trabajo, o como yo antes de ponerme a escribir este post.

Nos parece que el café ha estado siempre ha estado ahí en nuestras vidas, y es cierto, pero no quiere decir que siempre haya estado a lo largo de la historia. 

Hagamos un poco de  historia del café ¿cuanto lleva el café en el día a día de la gente?

Menos de lo que pudieras creer, el consumo de café es bastante reciente.

Baste decir que los romanos conocían el vino o la cerveza, pero no conocían el café, ningún emperador Romano disfruto nunca de un café, y nosotros nos tomamos varias tazas al día.

Llevando la reflexión al extremo me planteo siempre ¿Cómo podía funcionar su imperio sin una triste taza de café después de  comer, o para  espabilar a primera hora de la mañana?

Tampoco existía antes de la llegada de los europeos a tierras americanas, en las zonas cafeteras de Colombia, México, Perú, etc, no existía el café. Los Mayas, los Aztecas, o lo Incas no lo conocían. 

¿Quién descubrió el café? 

Amigos está es una leyenda que me encanta, si no es cierta debería serlo.

Parece que la persona que descubrió el café fue un cabrero llamado Kaldi.

Sí un cabrero hacía pastar a su rebaño en abruptas laderas de Abisinia, actual Etiopía , que hombre observador donde los haya descubrió que si los animales comían los frutos de un árbol que hoy conocemos como cafeto,  se ponían estrañamente nerviosas y agitadas.

No quieres hacer especulaciones sobre los motivos de Kaldi, pero algo le debió de gustarle de la cara que ponían sus cabras cuando comían  que decidido probar el esas bayas. 

Pronto notó que las bayas lo ponían inquieto, no le dejaban dormir, no se si debido a esa inquietud, no pudo reprimir sus ganas de contar al Imán de la mezquita que frecuentaba nuestro buen amigo Kaldi lo que ocurría si tomaba esas bayas.

Nuestro Imán, hombre religioso, decidió probarlo. O bien el Imán era un destemido o tan mala experiencia no debió de ser para Kaldi, cuando convenció al Imán para que las probara. 

De toda formas la infusión de frutos y hojas no convenció por su mal sabor, la arrojaron al fuego, y cuando vieron el aroma que desprendían los granos tostados decidieron preparar una bebida con ellos.

Este Imán parece que fue el primero en hacer una infusión con estos granos y bebió el primer café que el mundo vio. 

Cuenta la leyenda que lejos de desechar su uso lo vio como un elemento sumamente provechoso para su oración nocturna y a partir de aquí se expandió su uso por el mundo musulmán.

Hasta aquí la leyenda, lo que sí sabemos con certeza es que el café procede de la actual Etiopía, probablemente de la zona de Caffa, y que la gente lo utilizaba para mantenerse despierto toda la noche.

Si damos por cierta, o al menos cierta posibilidad de que si no fue así fue algo parecido, cuando se descubre el uso del café el Islam ya era una religión fuerte que había llegado a la zona de Abisinia, nunca antes del siglo VII después de Cristo.

No sabemos muy bien como pasa, ni cuando ocurre, pero es en Yemen donde los Sufíes empiezan a darle un fin religioso para no dormir en sus largas ceremonias que podían durar toda la noche. Ya sabéis amigos la carne es más débil que el espíritu, y parece que algún sufí quería evitar una cabezadita que supongo, no soy sufí, que no caía muy bien entre su comunidad.

Parece que poco a poco fue extendiendo por las zonas de dominio musulmán, pero de forma muy lenta pasan siglos hasta que lo veamos a las puertas de Europa, con su llegada a Estambul capital del Imperio Otomano donde encontramos al café bien asentado en el siglo XVI.

Parece que en ese momento los turcos ya tostaban, molían e infusionaban el café de forma muy parecida a como la hacemos hoy en día, y que lo que hoy conocemos como café turco estaba plenamente desarrollado.

Donde hay café surgen cafeterías y el Imperio Otomano no es una excepción, en las cafeterías surgen conversaciones, surgen ideas, y las ideas no son bien aceptadas por el poder establecido. 

Sí amigo intentaron prohibir las cafeterías, con escaso éxito por lo que se ve.

Unos cuantos decenios después también en Inglaterra intentaran prohibirlas, por idénticos motivos, y con un resultado final similar al turco, sin conseguirlo.

Pero no nos adelantemos el primer establecimiento de café en Europa se abrió en Venecia en 1683, y en Venecia también se abrió famosísimo Café Florian de la Plaza de San Marcos, que abrió sus puertas en 1720 y sigue aún hoy abierto al público.

 

Café Florian el café más antiguo de Europa.

 

Pero la llegada a Europa fue más bien tormentosa, ya que a la iglesia no le hacía especial ilusión una bebida excitante, negra y que procedía del mundo musulmán, y muchos la veían como una bebida del diablo. 

Muchos eran los que querían desterrarla de las costumbres cristianas, y elevan su causa al Papa Clemente VIII, el Papa pide probar la bebida y dice la historia que al tomar el primer sorbo, está fue su respuesta: “esta bebida del demonio es tan deliciosa que deberíamos engañar al diablo bautizándola”. 

Mucho me temo, en una opinión con poca base científica, que el bueno de Clemente ya conocía la bebida y como buen bebedor de café no quiso prohibirla. 

Así que con la bendición papal se extiende por Europa poco a poco, curiosamente en la misma época que lo hace el té  de origen asiático o el chocolate proveniente de America.

La difusión del café a todas las clases sociales y su popularización es relativamente reciente.

Los primeros cultivos de café con un tamaño medio  en Colombia se plantaron a principios del siglo XIX, apenas dos siglos son los que contemplan a estas plantaciones de café colombianas hoy tan famosas.

El consumo de café llego a las clases más populares durante el siglo XX, y hoy muchos no entendemos como podríamos vivir sin él, tanto se ha arraigado en nuestras sociedades.

Durante mucho tiempo el café que se produjo en el mundo no cubría la demanda, por lo que se recurria a suceaneos como la achicoria, con resultados más bien dudosos en cuanto aroma y sabor.

Espero que os haya gustado este repaso a lo que ha sido y es el café en la actualidad, con motivo del día internacional del café.

Sed felices, y si os apetece tomad café, no es la felicidad pero se le parece.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Top