A qué debe su fama el café colombiano

Sacos de Café Colombiano

Qué el café colombiano es un gran café nadie lo duda. 

Y que sea así no es fruto de una casualidad sino de la decisión de todo un país de hacer las cosas bien cuando de la producción del café se trata.
 
Lo primero que tenemos que decir sobre el café colombiano es que las condiciones climáticas de la zona de producción, así como la altitud a las que se encuentran las haciendas donde se produce este café,  son fantásticas para conseguir un gran café.
 
Pero con todo no distintas a muchas otras zonas tropicales con altitudes y clima similar.
 
La calidad del café de Colombia no se vería explicado sólo atendiendo a criterios geográficos o climáticos, o incluso edafológicos.
 
Cierto es, que como ya hemos dicho la temperatura, composición de los suelos, humedad, horas de sol, etc. son favorables en Colombia a la producción de café.
 
Pero estas mismas circunstancias se dan en otras zonas del planeta y no logran los niveles de calidad de los productores colombianos.
 
Otro elemento destacado es que cuando compras un Colombia vas a obtener siempre un café arábica, y esto amigos cafeteros, es también bueno para la calidad del café.
 
 
Pero cafés arábica no solo se cultivan en otras zonas del mundo, en buena parte del centro y sur de America sólo se cultiva arábica, excepción hecha de algunos cafés brasileños.
 

El trato que dan al café Colombia es en nuestra opinión lo que más ha conseguido diferenciar al café colombiano como un café de calidad.

 
La forma de recolección manual y selectiva del grano del café es un buen inicio para que el café de Colombiam desarrolle toda la calidad que lleva dentro.
 
Brasil, mayor productor mundial, apuesta por una recolección automatizada, en Colombia  se centran en la recolección manual y selectiva que mejora la calidad del grano y por lo tanto del café que de él obtenemos. 
 
El hecho de que sea un café lavado que es secado al sol, hace que el café de Colombia preserve y potencie la calidad intrínseca de la especie Arábica.
 

Esta apuesta por la calidad tiene una doble consecuencia:

  • Una para el café colombiano que en ninguna parte del proceso ve peligrar el potencial del café por no aplicar un sistema de producción mire hacia otro objetivo que no sea la calidad.
  • Está decisión de apostar por la sostenibilidad económica, social y ambiental de su producción ha hecho que además se haya convertido en muy rentable actuar pensando en sólo obtener un café de calidad.
No vamos a negar que la promoción publicitaria tiene su peso.
 
¿Quien no conoce a Juan Valdes y a su mula? 
 
Símbolo del caficultor Colombiano y  que ha reforzado la imagen que todos tenemos del café producido en Colombia.
 
En Estados Unidos el 85% de la población reconoce al café de Colombia como un café de calidad, lo que no sólo habla de la calidad del producto, sino también de lo bien que ha trabajado la Federación Nacional del Cafeteros de Colombia, FNC, el marketing de su producto.
 
Juan Valdes - Taza de café
 
Dicho esto también debemos decir que el café colombiano es mucho más que unas buenas campañas publicitarias mantenidas en el tiempo.
 
Se sustenta en una calidad real del grano que nos llega para tostar que siempre es garantía de fragancia, aroma, sabor, acidez, cuerpo y una variedad exquisita de notas.
 
No podemos resistirnos a decir que el café de Colombia de pequeñas haciendas es la bases de la gran mayoría de los blends que tostamos en Cafés Sabora.
 
Tiene mérito que sin ser el origen del cafeto, que está en Africa, dicho sea de paso.
 
Ni el mayor productor del mundo que es Brasil, cuando hablamos de café, todavía más si es de calidad, todos pensemos en el Café colombiano.
 
No pienses que les ha llevado mucho tiempo consolidar esa posición, el cafeto llega al país en fechas relativamente tardías, finales del XVIII.
 
No fueron ni mucho menos los primeros en producir en America Café.
 
Sí es cierto que ya a mediados del siglo XX eran el principal exportador de Arábica.
 

La clave de su éxito es sin duda la calidad.

 
Menos uniforme de lo que hace pensar su marca Café de Colombia, este café cuenta con seis denominaciones de origen reconocidas dentro del país.
 
  • D.O. Café de Santander
  • D.O. del Café de Huila
  • D.O. del Café de Nariño
  • D.O. Café de Sierra Nevada
  • D.O. del Café del Tolima
  • Café de Cauca
Tiene reconocida en la UE una Indicación Geográfica Protegida, con la que la Unión Europea reconoce la calidad de los cafés de esta zona del mundo. 
 
Y su conocimiento en el mundo se lo debe a que realmente es, y además es percibido por el consumidor, como un café de calidad.
 

Pero ¿Qué lo hace tan interesnate con respecto resto de cafés del mundo?

La variedad del café cultivado cultivan sólo es café arábica, el más apreciado por su sabor y aroma.
 
Las condiciones geográficas un clima tropical y las altas montañas con unas condiciones climaticas ideales para el cultivo de café.
 

Pero sobre todo en la forma en la que procesan el café en Colombia:

  • Recolección manual y selectiva de granos en plena madurez.
  • Lavado del café para remove él mucilago.
  • El secado al sol que es el más utilizado por los productores colombianos. 
Este último aspecto es además económica y ambientalmente amigable, y garantiza los altos estándares de calidad exigidos por la FNC de Colombia.
 
Recolección manual y selectiva del café de Colombia
 
El 96% del total de los caficultores colombianos tienen plantaciones de café de menos de 5 hectáreas y el tamaño promedio de los cultivos de café en el país apenas supera 1.6 hectáreas. 
 
Los pequeños productores en Colombia producen cerca del 70% de la cosecha del café colombiano.
 
Esta estructura  así como las prácticas de las que hemos hablado en la producción, cosecha y post-cosecha son factores que contribuyen a que el Café de Colombia mantenga su tradición en la forma de producción y eso redunda en una gran de calidad del grano que envían al resto del mundo preparado para tostar.
 
Espero que te haya gustado el post. Comparte y comenta lo que estimes oportuno.
 
La vida es corta para no toma un gran café, ya sea de Colombia o de cualquier otro lugar.
 
Así que buen café y que seas feliz.

Add new comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
▲ Top