Las cafeteras que hacen mejor café que la cafetera de cápsulas.

Las cafeteras que dan un mejor café

Las cafeteras que no sólo compiten sino que en mi opinión superan en cuanto a calidad al café de cápsulas por goleada.

Puedes hacerte con las cuatro de las que vamos a hablar aquí por el precio que suele tener una cafetera de cápsulas al menos de las gamas más altas.
 
Te anticipo que en mi opinión las cápsulas son la peor forma de gastarse cuarenta o cincuenta euros en un kilo de café.
 
Y mira que con cincuenta euros el kilo puedes adquirir los mejores cafés y te sobra dinero en la mayor parte de los casos.
 
Unos buenos cafés tostados artesanalmente, de cultivo en altura, incluso ecológico puedes tenerlos a mitad de ese precio.
 
Pero ya no es sólo temas de coste kilo del café, es que las cápsulas tienen costes ocultos enormes.
 
Sí amigo del café tiene esos costes en forma de residuos, cápsulas que en muchísimas ocasiones no se pueden ni reciclar ni reutilizar.
 
Todo ello para pagar el doble de lo que pagarías por un magnifico café, obteniendo a cambio un café más que discutible en cuanto a calidad, y todo ello por qué.
 
Por comodidad.
 
Eso sí las cafeteras cómodas son, pero la comodidad, tiene su precio en forma de residuos no reciclables que están dejando al planeta hecho unos zorros.
 
Te presentamos a continuación cuatro cafeteras que puedes comprar en cualquier sitio, a un precio asequible y que te van a dar un café más que apetecible.
 

 

Cafetera Italiana o de moka

La cafetera italiana es un clásico en muchas cocinas y posiblemente el método más habitual de preparar café, afortunadamente, incluso por encima de la cafetera de cápsulas.
 
Es una cafetera de lo más habitual en los hogares españoles.
 

Se trata de una cafetera compuesta por 4 partes:

  • La base de la cafetera donde se incorpora el agua conocida como calentador.
  • Una junta de silicona que es conveniente mantener en buen estado y cambiarla de forma periódica.
  • Un depósito para colocar el café en forma de embudo 
  • El recipiente dónde se acumula el café en forma de jarra y con tapa.
 

Equipo básico para hacer un gran café con cafetera italiana:

  • Molinillo de muelas cónicas.
  • Báscula para medir con precisión la proporción de café y agua.
  • Tu cafetera italiana favorita.
  • Café fresco y de calidad en grano.
  • Agua del grifo filtrada o agua embotellada de mineralización débil.
  • Hervidor de agua o cazo con una fuente de calor donde calentar agua.

 

Receta para cafeteras Italianas o de Moka de 4 tazas

Ratio 1 parte de café por unas 12 de agua: 17 gramos de café y 210 gramos de agua caliente.
 
Agua caliente hasta el tornillo de la válvula.
 
Molienda fina del café, textura de sal de mesa, fundamental para obtener un gran café en cafetera italiana.
 

Pasos para obtener el mejor café en cafetera Italiana:

1. Muele los granos de café con una molienda fina (recuerda textura de sal de mesa). Pon agua a calentar aunque no es necesario hervir el agua.
2. Llena de agua la parte inferior de la cafetera, conocida como calentador, hasta la válvula de seguridad. 
Es mejor calentar agua en un cazo, y echar el agua caliente en el deposito de la cafetera sin que llegue a hervir.
El objetivo de esta maniobra es que el café tarde lo menos posible en salir, porqué en el proceso de calentamiento del agua también se calienta el café y puede que lo saque de punto de tostado si pasa mucho tiempo para que suba el agua a través del café. 
3. Con cuidado, pon encima el cacillo con forma de embudo para el café. Llénalo de la variedad de café elegida que más te guste pero sin apelmazar, solo hasta el borde.
Importante, no eches más de la cuenta.
Cuando hayas acabado, rásea para que quede más uniforme. 
4. Enrosca la parte superior de la cafetera y deja la tapa levantada.
Pon el café al fuego, pero no a potencia máxima. Importante que quede bien enroscado.
Si tienes una vitro cerámica, ponlo  en el 7 de 9. 
Ojo al detalle de dejar la tapa levantada en el fuego.
5. En el momento que empiece a subir el café... Baja el fuego otra posición más, es decir al 6, y cierra la tapa. 
Lo primero lo hacemos para que el agua no pase muy rápido por el café, el resultado es que el café saca más aroma y sabor.
Y lo segundo para evitar que el café salte fuera de la cafetera.
6. Cuando observes que sale vapor de la cafetera, apagas el fuego, dejas reposar el café en la cafetera unos segundos para que pueda culminar la subida de todo el café y lo retiras.
7. Abre la tapa y dale unas vueltas al café con una cuchara. Con esto conseguirás que el café se distribuya uniformemente.
 
El café ya estará listo para que lo disfrutes.
 
Un último detalle, no laves la cafetera con jabón, sino con agua caliente abundante para que no quede ningún resto de café que pueda perjudicar el café que saques del siguiente uso que le des a la cafetera. 
 
El café te sabrá mejor en las siguientes preparaciones, sin dejes metálicos, que los jabones sacan de la propia cafetera metálica. 
 
Si haces por primera vez café en una de estas cafeteras es mejor que deseches el primero que hagas por el mismo motivo el sabor metálico que le va a dar al café.
 
No hace falta que para esto emplea el mejor café del mundo, sirve con que lo hagas con un café que ya no esté muy fresco, por ejemplo.
 
Si observas todas estas precauciones el café que obtienes de una cafetera italiana es un café cargado e intenso que te hará disfrutar.
 
Cafetera Italiana lista para el desayuno

 

Las Cafeteras de Prensa Francesa

Las cafeteras francesas, cafeteras de émbolo o simplemente prensa francesa que de todas estas forma se le conoce a estas cafeteras, es una cafetera muy simple, donde se obtiene un café suave y aromático, muy distinto al de cafetera italiana.
 
Además es amigable con el medio ambiente.
 
El café se logra por inmersión del café en agua caliente. El café molido se sumergen directamente en agua caliente durante la preparación.
 
La cafetera francesa es relativamente simple, un cuerpo en forma de jarra asentado en una extractar metálica con asa, que suele ser de borosilicato, en caso de las cafeteras de calidad, aunque existen versiones totalmente metálicas
 
Un émbolo que tiene incorporado una tapa para la cafetera en la parte superior.
 
Y para de contar, todo lo que necesitas para disfrutar de un café recién hecho es hervir agua y tu café molido preferido.
 
Prácticamente un nulo mantenimiento
 
Se limpian muy fácilmente
 

Equipo básico para hacer un gran café con prensa francesa:

  • Molinillo de muelas cónicas.
  • Báscula para medir con precisión la proporción de café y agua.
  • Una cuchara para verter el café en la cafetera.
  • Tu cafetera francesa favorita.
  • Café en grano fresco y de calidad.
  • Agua del grifo filtrada o agua embotellada de mineralización débil.
  • Hervidor de agua o cazo con una fuente de calor donde calentar agua
  • Una tetera de cuello de cisne.

 

Receta para cafeteras de prensa francesa:

Un ratio común que es muy utilizado para la prensa francesa es 1:15. Por ejemplo 15 gramos de café molido por 225 gramos de agua.
 
Para 100 gramos de agua utiliza algo menos de 10 gramos de café, si te es más sencillo hacer el calculo.
 
No existe una ratio de extracción correcto ya que la ratio que utilices se debe adaptar a tus gustos, al tipo de café que utilizas, etc.
 
Por lo tanto desde la práctica puedes variar esa ratio para adaptarlo a tus gustos.
 

¿Cómo hacemos un buen café en prensa francesa?

La cafetera de émbolo requiere de una molienda gruesa.
 
Como siempre te recomiendo que muelas con un molino con muelas cónicas y no con un molino de aspas.
 
Recuerda que el primero no aumenta la temperatura por rozamiento, y puede provocar que el café salga de su punto de tostado.
 
El tamaño tipo grano de arena gruesa de esa que molesta en la playa cuando andas sobre ella.
 
Hervimos agua de buena calidad y fresca en un calentador de agua o en un cazo.
 
Mientras que el agua hierve quita la tapa de tu cafetera francesa.
 
Toma tu café preferido  siempre en un molido e grueso y echa la cantidad requerida.
 
Si no tienes pesa como norma general, 1 cucharada de café es suficiente para una taza de café, pero depende del tipo de café que estés utilizando.
 
Una vez que el agua haya hervido deja que repose. 
 
No utilices el agua hirviendo, la temperatura debe de estar en el entorno de los 90º grados centígrados cuando la viertas sobre el café, así que cuando hierva deja enfriar un ratito hasta esa temperatura. 
 
Puedes controlarlo con un termómetro o esperar unos 45 segundos para que baje la temperatura del agua, método este último menos fiable que el de utilizar un termómetro.
 
Esto permitirá que el agua caliente se enfríe un poco para alcanzar la temperatura correcta y evitará que el café pierda propiedades.
 
Para un tueste medio como son nuestros cafés 4 minutos puedes ser un buen tiempo para lograr una buena extracción.
 
Vierte el agua caliente en la jarra de café y mueve la mezcla de manera suave antes de poner el émbolo y la tapa con el émbolo.
 
Es conveniente que hayas precalentado la taza para que la taza fría no enfríe en exceso el café.
 
Hacemos una pre-infusión durante 30 o 40 segundos, agregado el doble de agua que de café que utilizas. 
 
Mezcla despacio el agua y el café durante unos 30 segundos, después sin prisa echa el resto del agua, si tienes una jarra de cuello de cisne mejor que mejor.
 
Puedes revolver dos o tres veces la infusión de una forma delicada para que el agua y el café se mezclen bien en el tiempo el café está sumergido en el agua.
 
Ya hemos dicho que el café debe de pasar aproximadamente 4 minutos infusionando incluyendo los treinta o cuarenta segundos iniciales.
 
Para finalizar aprieta el émbolo muy lentamente hacia abajo hasta que llegue al fondo asegurándote de mantener horizontal la malla metálica en todo momento.
 
Sirve el café inmediatamente.
 
No se te ocurra quitar la tapa para servirlo, el émbolo dejaría de contener los posos del café y se mezclarán con el café que quieres servir.
 
Recuerda lava tu cafetera con agua no utilices productos químicos entendiendo el jabón como tal, lava con abundante agua caliente hasta eliminar cualquier resto de café.
 
El café preparado en prensa francesa tiene más cuerpo y sabor, sin dejar de ser un café de lo más suave.

 

Hacer café en prensa francesa en cuatro pasos

Las Cafeteras de filtro o goteo.

Aunque existen automáticas o eléctricas pero yo siempre apuesto por las manuales.
 
¿Pero que es una cafetera de filtro?
 
Un tipo de cafetera que implica que exista un filtro generalmente de papel, donde se deposita el café molido, sobre el que se vierte agua caliente para obtener la infusión del café mediante la fuerza de la gravedad.
 
Destacaremos dos muy famosas entre este tipo de cafeteras las V60 de Hario y la Chemex.
 

 

Cono V60 Hario

La cafetera V60, fruto del conocimiento de la casa japonesa Hario. 
 
Ya seas un principiante o un barista profesional, la V60 es una buena opción si quieres disfrutar de una buena taza de café 
 
Se trata de un sistema de filtrado que dará lugar a una taza muy suave y aromática realizado a través de un cono de cerámica con unas características muy especiales.
 
Su diseño cónico permite una extracción uniforme de los aromas del café. 
 
Habitualmente será de cerámica y varias estrías en forma de espiral recorren su interior, dando lugar a una cámara de aire entre el filtro y esta pieza.
 
Esto influye enormemente en el resultado final de la taza, que se el café filtrará gota a gota.
 
V60 de Hario Cafeteras de Filtro
 

Para decantar una taza por este método necesitarás:

  • 10 g de café de molienda media
  • 120 ml de agua
  • Cono V60
  • Tetera de cuello de cisne
  • Báscula para medir la cantidad de café y agua.
  • Filtro para V60 (se trata de unos filtros con unas cualidades específicas y un grosor determinado, diferente al de otros métodos de goteo)
  • Hervidor de agua o cazo con fuente de calor.
  • Espátula o cuchara
  • Cronómetro(sirve el del móvil).
  • Termómetro (opcional)
  • Como preparar una taza de café en una cafetera V60
Utilizaremos para este tipo de café una molienda media ni tan gruesa como para la prensa francesa ni tan fina como la que utilizamos para la cafetera italiana
 
Facilitará el contacto con el café, pero sin la necesidad de acortar el tiempo de extracción.
 
En estas cafeteras de filtro y en cualquier otra cafetera es siempre recomendable moler los granos de café justo antes de su preparación para mantener todos los sabores y aromas.
 
Colocamos el cono sobre la taza o jarra en la que servirás el café. 
 
En su interior, sitúa con cuidado el filtro y procede a un lavado del mismo con agua caliente para eliminar cualquier impureza que pueda haber en el mismo, a la vez que calentamos el recipiente para evitar enfriar el café en exceso. 
 
Desechamos el agua usada para este fin.
 
Agregamos el café al filtro y comprobamos que no quede amontonado. Debe estar repartido uniformemente pero sin presionarlo.
 
Vertemos agua en el centro del cono ayudándonos de la tetera de cuello de cisne, y trazamos pequeños círculos con el hervidor para empapar todo el café. No debemos inundarlo, sólo hidratarlo. 
 
Procuramos no mojar el filtro.
 
Tras 20 segundos de espera, vertemos de nuevo agua sobre el filtro en círculos más amplios, evitando mojar el filtro.
 
Añadimos agua hasta que el nivel de la misma sea de un dedo, aproximadamente, al borde del filtro y esperamos.
 
Es el turno del filtrado, debemos esperar hasta que el goteo se convierta en muy esporádico y, en ese momento, retirar el filtro del cono V60.
 
Retiramos el cono y removemos el contenido de la taza con suavidad.
 
Importante mantener las ratios de agua y café para obtener un resultado adecuado, aunque con la práctica puedas ir ajustando a tus gustos cantidades de agua y café.
 

Hablemos un poco de las Cafeteras Chemex.

Una cafetera Chemex es un recipiente de una pieza con forma de reloj de arena que posee un embudo con una boca amplia. Algunos modelos incluyen una pieza en su cuello que está adornada con un collar de madera y un lazo de cuero para facilitar su sujeción.
 
Una hermosa cafetera de filtro que además da un café excelente.
 
La cafetera Chemex requiere un proceso de filtrado manual. 
 

¿Qué necesitas para hacer un buen café con chemex?

  • Una cafetera chemex
  • Tetera de cuello de cisne
  • Bascula para medir la cantidad de café y agua.
  • Filtro para Chemex.
  • Cronometro(sirve el del móvil).
  • Termómetro (opcional)
  • Hervidor de agua o cazo con fuente de calor.
  • Espátula o cuchara
 
Café con las Cafeteras Chemex
 

Pero antes de que te pongas a preparar tu café Chemex:

Coloca una báscula debajo del recipiente.
 
Ten a mano el cronometro.
 
Calienta el agua casi hasta el punto de ebullición o dejala hervir y espera un rato a que baje la temperatura hasta unos 90 grados. 
 
Opta por una molienda ligeramente más gruesa que si estuvieras preparando los granos para hacer otro tipo de café de filtro. 
 
Lo que se suele aconsejar en cuanto a ratio de café agua por parte de los expertos en café, usaría 40-50 gramos de café por cada 700 gramos de agua. 
 
Puedes variar ligeramente las cantidades en función de si te gusta el café muy suave o algo más fuerte.
 
Siempre se suele hablar acerca de la sobre-extracción y la sub-extracción del café cuando empiezas a modificar las medidas y tiempos. 
 
En última instancia todo se reduce a una cuestión de gusto y preferencia personal.
 
Utiliza filtros de papel chemex. Estos filtros son hasta un 30% más gruesos que los usados en las cafeteras de filtro automáticas.
 
Ahora que ha dispones de todos los materiales y medidas de café y agua, empecemos con la preparación. Para elaborar café Chemex hay que seguir cinco pasos principales:
 

1. Prepara el café moliendo como se ha descrito anteriormente.

2. Calienta el agua y déjala reposar hasta que la temperatura baje a los 92º centígrados.

 
3. Coloca el filtro dentro de la parte superior de la cafetera Chemex.
 
4. Aclara el filtro usando agua caliente para limpiarlo de impurezas, este agua se desecha.Sosteniendo el filtro en su sitio, inclina el recipiente y tira el agua. Luego, vierte el café molido en el filtro, tienes que conseguir que café quede uniforme en el filtro.
 
4 . Vierte el agua caliente con una tetera de cuello de cisne. 
La báscula situada debajo de tu cafetera Chemex no está ahí solamente para hacer pensar a tus invitados que eres un genio preparando café,  les va a sorprender pero no es tu principal función.
 
La finalidad de la báscula es usarla a medida que viertes el agua para determinar la cantidad que usas y la rapidez con la que la echas.
 

En la siguiente tabla se muestra un resumen de las fases en las que hay que verter el agua. Se realiza mediante cuatro fases o técnicas que describiremos a continuación.

  • Fase de preparación

Vierte la mínima cantidad de agua necesaria para humedecer el filtro totalmente con el fin de librarlo de impurezas y calentar la chemex para evitar enfriar el café. 
 
Luego, sujetando el filtro en su sitio, inclina el recipiente y tira el agua.
 
  • Primera fase

Pon a cero la báscula e inicia el cronómetro.
 
Vierte agua hasta alcanzar los 150 gramos. A continuación, remueve.
 
Es posible que notes que el café se expande después de la primera fase.
 
Está expansión se llama la “floración”. Durante la floración, el agua caliente libera los gases atrapados dentro de los granos de café. 
 
Más allá de su aspecto, también te percatarás de esta fase por el olor que desprende.
 
  • Segunda fase 

Después de que el café florezca, vierte el agua poco a poco, usando un movimiento circular.

Cuando el cronómetro alcance los 45 segundos, empieza a verter agua hasta llegar a los 450 gramos.
 
 
  • Tercera fase

Al cabo de 1 minuto y 45 segundos, vierte agua hasta llegar a entre 600 y 700 gramos.
 
  • Fase final

Deja que el agua gotee por completo hacia el fondo del recipiente.
 
 
En total, todo el proceso de elaboración del café Chemex debería llevarte unos cuatro minutos.
 
Para verter el agua de forma perfecta, no debería llegar a mojar los laterales del filtro. En vez de eso, intenta sumergir en agua completamente todo el café molido de manera uniforme.
 
 
V60 y Chemex son dos cafeteras clásicas en la preparación de cafés de filtro, y ninguna de ellas defrauda jamás.
 
Así que tienes cuatro opciones más que interesantes a un coste muy razonable para encontrar el tipo de extracción que quieres en cada momento.
 
Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete al boletín de Cafés Sabora.

Add new comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
▲ Top