¿Cuánta cafeína tiene un café?

Cuanta cafeína tiene el café que estoy tomando.

No se si os habéis preguntado cuánta cafeína tiene exactamente el café que me estoy tomando.

Depende de varios factores.
 
Sí, amigos ya os oigo decir ¿depende? pero que clase de respuesta es esta.
 
Pero la cafeína del café que te tomes va a depender de muchos factores que en el posts vamos a conocer antes de daros unas cifras que a la fuerza no serán exactas.
 
¿Factores que influyen en la cantidad de cafeína al preparar un café?
 
El café es una infusión de agua que se obtiene de los granos tostados y molidos de la semilla del fruto de la planta del cafeto.
 
Todo muy básico, unos granos de café tostado y molido que se mezcla con agua generalmente caliente para obtener una infusión.
 
Esta sencilla preparación en realidad esconde una gran complejidad, pues hasta que llega la bebida a la taza intervienen múltiples factores que pueden afectar al sabor, aroma, cuerpo, intensidad de la café pero también a la cantidad de cafeína.
 
Sí te preguntas cuales son esos factores a continuación te los presento.
 

La variedad y el origen de los granos

 
Comercialmente destacan dos especies principales de granos de café que serán sin duda las que acaben por llegar a tu taza de café: arábica y robusta, cada una con sus propias variedades.
 
La arábica está mejor valorada, ofrece un café más complejo, con mayor riqueza de aromas y más perfumados, ligeramente dulces y con notas con sabores frutales, algo ácidos.
 
Pero para lo que nos interesa, el café arábica tiene una menor tasa de cafeína que la variedad robusta.
 
El café robusta, que presenta una bebida más amarga, con sabores más terrosos, a frutos secos tostados y notas de madera, tiene además el doble de cafeína que el arábica.
 
 

El tostado del café, es uno de los procesos fundamentales en el tratamiento del grano de café.

 
Para valorar el grado de tostado del café tenemos en cuenta factores como el tiempo de cocción, la brillantez del grano y el color.
 
El café va cambiando de color y oscureciendo según el proceso de caramelización de los azúcares naturales se produce en el tostado.
 
El grano desprende una mayor dosis de aceites esenciales, cuanto más se tueste, por lo que cuanto más brille un grano de café, más se habrá tostado.
 
Una regla básica para el tostado es que, a mayor tostado, mayor cantidad de cafeína quemada.
Así que contra lo que pueda parecer tuestes ligeros o medios tienen menos cafeína que el tueste francés, o cualquier otro tueste oscuro.
 

 

Tostado ligero o canela. 

Su aroma es especialmente afrutado a causa de su sutil cocinado, siendo este tipo de tostado el que más conserva el sabor del grano original.
 
Por lo que se utiliza mucho para cafés de finca que quieren conservar el sabor del grano original sin alterarlo.
 
Por lo que hemos comentado habrás inferido que es el que mayor cantidad de cafeína conserva.
 

 

Tipo de café tostado medio o tostado americano

Ligeramente más oscuro que el anterior, de color castaño, y sus granos también carecen de aceite en su superficie.
 
Se caracteriza por un sabor más equilibrado y acaramelado, una menor acidez, un aroma más potente y para lo que nos interesa al post tiene una menor dosis de cafeína que el primer tipo de tostado.
 
Muy usado en las cafeteras de filtro.
 

 

Café tostado oscuro

Cuanto más oscuro más presencia de aceites en la superficie del grano, mayor grado de amargor, bajada de la acidez y un toque a ahumado en sus granos.
 
Granos que cuentan con una superficie aceitosa y brillante. Dentro de este tostado, se enmarcan los denominados tuestes francés e italiano.
 
Han sido pensados para cafeteras express.
 
Y lo que es más significativo para el post tienen poca presencia de cafeína en comparación con los anteriores tipos de tuestes.
 
Así que reten la idea de que cafés muy tostados menor presencia de la cafeína en ese café.
Un tueste más ligero contiene algo más de cafeína que uno mucho más oscuro, a pesar de que este último puede parecernos más “fuerte” por el sabor amargo de los tostados oscuros. 
 
En tuestes oscuros hay mayor pérdida de antioxidantes y otros compuestos beneficiosos, por lo que sí nos interesan las propiedades saludables del café deberíamos escoger siempre un tueste ligero o medio.
 
tostando cafe
 

 

El grado de molido del café.

 
Hemos insistido ya en muchas ocasiones en la importancia de este paso y en la necesidad de moler el café justo antes de prepararlo.
 
Ya sabemos que el café, una vez molido, empieza a perder aroma y sabor muy rápidamente, por eso se recomienda siempre comprarlo en grano para molerlo al instante en casa.
 
El molido influye en la forma de preparar la infusión, por eso se suele recomendar una molienda más fina o más gruesa en función del tipo de preparación. 
 
En términos generales, cuanto más largo es el proceso de extracción, más gruesa debe ser la molienda.
 
Pero al grano, nunca mejor dicho, el molido influye en la cantidad de cafeína que aporta el café.
 
Debemos saber que un molido más fino proporciona una mayor concentración de cafeína en la taza y los molidos más gruesos menos cafeína en la misma. 
 
El primero el fino, es el molido típico que se usa para cafeteras automáticas o expreso.
 
 

Las diferentes cafeteras  y el tiempo de preparación influyen igualmente en la cantidad de cafeína que aportan al café

 
Existen multitud de medios de preparación desde la humilde hoya hasta los muchos más chics sistemas de preparación como la V60 o la preciosa cafetera Chemex, pasando por la cafetera italiana, el café conseguido con una prensa francesa, o la sofisticadas máquinas express.
 
Diferentes tipos de preparación exigen diferentes tiempos de extracción, es decir, el tiempo que el agua está en contacto con el café molido.
 
El tiempo, unido a otros factores ya mencionados, proporcionan cafés de aromas, cuerpos, sabores e intensidades distintos.
 
En cuanto más tiempo el café pase en contacto con el agua mayor concentración de cafeína tendrá. 
La cantidad de cafeína aquí depende del tiempo de contacto del café con el agua. A más tiempo de contacto más extracción de cafeína. 
 
Así sistema como el cafetera express sacará menos cafeína que una italiana, y esta menos que una prensa francesa o una cafetera de filtro donde el café pasa más tiempo en contacto con el agua.
 
Esto suele dar lugar a mucha confusión ya que un café infusionado frío, se tardan horas en hacer una infusión de café en frío, resulta muy suave y ligero, prácticamente sin notas amargas, pero sin embargo puede contener mucha más cafeína que un espresso, café mucho más intenso en sabor pero que se hace en unos 25 segundos.
 

La cantidad de café influye en la presencia de cafeína

 
No por obvio vamos a dejar de mencionarlo.
 
No siempre se utiliza la misma cantidad de café molido para preparar cantidades semejantes de bebida. 
 
Cuanto más café lleve la preparación, más cafeína tendrá la taza siempre y cuando se utilice la misma variedad de café arábica o robusta.
 
Un café de filtro suele llevar más café que un café expreso que se prepara con unos 7 gramos de café.
 
 

El tamaño de la preparación

 
No es lo mismo tomar un café expreso sólo que un café de filtro ya que al taza de café expreso suele ser mucho más reducida que la que utilizamos para tomar un café de filtro.
 
Incluso el tamaño del mismo tipo de café varía de país a pals.
 
Un café espresso en Italia podemos recibir una taza con apenas 25 ml, mientras que en España el café solo puede variar desde los 40 ml hasta casi 100 ml; en Estados Unidos un “café”, sin más, no suele bajar de los 150 ml.
 

La cosa se complica por que el volumen total de la taza no tiene por qué indicar la cantidad de cafeína, y tampoco la “intensidad”. 

 
Hablando de cafés italianos a modo de ejemplo.
 
Un "espresso" muy concentrado puede tener menos cafeína con un "lungo", más largo, simplemente porque el café pasa más tiempo en contacto con el agua.
 
Otros cafés largos se preparan añadiendo una mayor cantidad de agua al café como el americano conseguido con maquina express, a la italiana.
 
En este caso no aumenta la cafeína sino que mantiene la misma cafeína  en mayor cantidad de agua, en términos totales la cafeína no varía, pero sí en concentración de la cafeína en el café que es menor al llevar el doble de agua que un espresso normal.
 
Es lo contrario de un café doble o doppio, que sencillamente duplica el volumen de café y de cafeína, en el mismo volumen de preparación tendrías el doble de cafeína que en un americano a la italiana.
 

 

máquina express

¿Qué cantidad de cafeína tiene un café?

Teniendo en cuenta todo lo dicho y dejando claro nuestra postura inicial de que depende de cada café os daremos una información básica que debe de ser tomada con todas las prevenciones ya que es imposible saber sin medirlo cuánta cafeína te vas a tomar en el café que esperamos que bebas después de dejar este post.
 
Para obtener una orientación general, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica cantidades aproximadas en los principales tipos de café. 
 
Aquí os dejamos cantidades aproximadas y por lo tanto inexactas a la fuerza de lo que puedes estar consumiendo en cuanto a la cafeína que tiene tu café.
 
Un café espresso, de aproximadamente 30 ml contiene entre 40 y 75 mg de cafeína, dependiendo de la variedad de café utilizado y de la cantidad de café molido que se haya cargado en el momento de hacer el café.

 
Hemos dicho que lo normal en España es que la taza de café sólo sea de entre 40 y 100 ml entre casi el doble y claramente más del doble de tamaño por lo que podéis multiplicar por dos esta cantidad. 
 
Un expreso de 60 ml tendrá 80 o 90 mg de cafeína de media.
 
Una taza grande de café tipo americano de sistema de goteo, de 240 ml contiene aproximadamente entre 100 y 200 mg de cafeína, dependiendo de la cantidad de agua que tenga el café o lo concentrada que esté la infusión de café. 
 
El café en cápsulas aproximadamente 55 mg y 65 mg por cada café, pudiendo llegar casi a los 90 mg.
 
Café con leche
 
Los cafés con leche, tienen la misma cafeína que los cafés solos, ya que normalmente se elaboran con la misma cantidad de café (y por tanto de cafeína), a la que después se añade la leche para hacerlos cortados, con leche, manchados y todas las variedades con las que cada uno  disfruta de esta bebida.
 
En resumen una taza de café, ya sea espresso, cortado, con leche o de la variedad que más nos guste, viene a aportar aproximadamente 50 a 100 mg de cafeína.
 
Si eres el consumidor medio habitual de café suele tomar 3 ó 4 cafés al día, que por otra parte es un consumo que no es recomendable superar, estará consumiendo una cantidad de aproximadamente 150 a 400 mg de esta sustancia, fuera de lo que podría ser considerado perjudicial.
 
Para la mayoría de los adultos jóvenes sanos, consumir hasta 400 miligramos (mg) de cafeína al día es seguro. 
 
El café se puede preparar y disfrutar de muchas maneras diferentes. 
 
Lo importante es saber exactamente qué y cómo lo estamos tomando, y ser más conscientes de la cantidad de cafeína que ingerimos al día para adaptar nuestros hábitos de consumo. 
 
Si estás muy interesados en el tema siempre puedes entrar en páginas como Caffeine Informer donde encontraréis datos más detallados incluyendo no sólo café sino otras bebidas comerciales, si bien ten en cuenta que está en inglés y la mayoría son datos de consumo en Estados Unidos.
 
Y si somos cafeteros empedernidos y no queremos pasarnos de dosis, siempre podemos confiar en el café descafeinado.
 
Si aún así tienes problemas con el sueño o los nervios, es preferible que los cafés que se tomen después de la hora del almuerzo sean cafés descafeinados, estos sí reducen la cafeína presente en el café a menos del uno por ciento de ese mismo café con cafeína.
 
Con lo que en este caso los 400 mg del café al que no se le ha eliminado la cafeína se convierte en un máximo de 4 ml o los 150 mg en 1,5 ml en unos cafés descafeinados.
 
Aquí un apunte, apuesta siempre por los cafés descafeinados bien con C02 o al agua que mantienen el sabor del café así al cien por cien, eliminando el 99% de la cafeína, acertarás.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior