12 acciones que te permitirán tomar un buen café

Un  buen café con una cafetera Italiana.

Tomar un buen café en casa no es sinónimo de comprar el café más caro.

Es sinónimo de comprar un buen café y de no hacer con el café ninguna acción que termine haciendo imposible tomar un café de calidad.
Para comenzar comentarte que para hacer un buen café lo primero que tienes que tener es un café de calidad en tus manos. 
 
Si el café es malo ya puedes hacer poesía con él que no conseguirás llevar un buen café a tu taza. 
 
Lo que pretende el post es, sin complicarnos mucho, dar unos consejos básicos para que puedas obtener un gran café con todo su aroma y sabor
 
Estás sin duda no son las únicas acciones que conviene tener en cuenta para hacer un buen café. 
 
Pero sí son, en nuestra opinión,  las que más se dan e influyen en la calidad del café.
 

1º No recalientes el café si lo que quieres es tomar un buen café.

Mi abuela tenía razón el café recalentado no sabe a nada.
El cambio de sabor es evidente para el que tenga papilas gustativas.
Recalentar, aun cuando sea el microondas, destruye cualquiera de los aromas que aún quedaban desde que se preparó el café por primera vez. 
Además aumentarás la presencia de cafeína, azúcares, y grasas produciendo transformaciones en las mismas.
Si recalientas el café acabarás rompiendo todo su aroma y sabor haciendo que sepa a café rancio y recalentado.

La alternativa menos mala, que no buena, para recalentar café es olvidarse del microondas, recurrir a un cazo y a un fuego a muy poca potencia para conseguir ir subiendo la temperatura de la bebida muy poco a poco y sin prisas. 

El café quemado no es una buena alternativa a un café frío.

 

Evita usar microondas para recalentar el café frío.

 

2º Evita guardar largo tiempo el café depues de comprarlo.

Si te regalan un buen café, o te das un capricho y te compras un café de mucha calidad, o simplemente compras un buen café, no lo guardes comienza a consumirlo ya.
Para lograr un buen café la frescura es importante.
Por frescura entendemos que la fecha de tostado esté lo más cercana posible al consumo del café.
El café no es un vino de guarda que mejora con el tiempo, cualquier café por bueno que sea con el paso de los meses, y no digamos años, perderá todas las características que hicieron de él un gran café.
Por esa razón tostamos todos los días el cafés para que llegue a nuestro cliente hostelero o tendero en las mejores condiciones para poder obtener de él un gran café en taza.
Y por eso mismos no vendemos a supermercados que no nos garantizan que nuestro producto va a llegar siempre fresco al cliente final
Así que fíjate en la fecha de envasado y no te lleves a casa cafés que han pasado meses en las estanterías de un supermercado si lo que quieres es un gran café en tu taza.
 

Guardar el café en un recipiente hermético

 

3º Si quieres tomar un gran café guardalo bien cuando lo tengas en casa.

Esto supone atender a un par de normas básicas.
Evita sitios muy húmedos, muy cálidos o con olores fuertes.
Doblar el paquete de café abierto y ponerle una pinza de la ropa no es la mejor idea.
Lo mejor es que tengas un recipiente de cierre hermético y que guardes en el tu café el crital o el acero pueden ser buenos materiales para guardar el café.
Una vez abierto la oxidación del café es su mayor enemigo, cuanto más evitemos el contacto con el aire mejor.
 

4º Muele el café justo antes de prepararlo

Es un consejo básico, si tienes un buen café, molerlo con antelación al momento de prepararlo es básicamente hacer de ese café un café peor.
Ya lo he dicho en algún otro post, un café comprado molido es un café peor que ese mismo café si se hubiese comprado sin moler.
¿Por qué?
Sencillo, un café en grano puede aguantar semanas su aroma y sabor si está bien envasado y conservado en condicione óptimas.
Una vez molido ese mismo café empieza a perder aroma y sabor ya no en días o en horas, si no en minutos por no hablar directamente de unos cuantos segundos.
Por lo tanto si no quieres el buen café que te has comprado pierda calidad muele justo antes de preparar el café.
Preparar un café en la cafetera que quieras es siempre un rito, y el moler es parte fundamental de ese rito, no lo olvides.
 
 
 Muele el café justo antes de tomarlo
 

 

El agua con la que preparas el café es importante.

Si utilizas agua del grifo sin filtrar por ningún sistema empiezas mal para hacer un buen café.
En un café por goteo el agua es el 98 % del café, en un expreso aun siendo un café más concentrado el agua supera el noventa por ciento de lo que contiene un café.
Si el agua es de baja calidad, sabe a cloro, es excesivamente salina, tiene aromas o sabores no deseados simplemente estropearás la taza de café.
Soluciones usar agua mineral de mineralización débil, o algún sistema tipo de filtrado que elimine los elementos que puedan afectar al aroma y sabor del agua
Que por otra parte sabemos que debe ser incolora, inodora e insípida.
 
 

6º Controla la dosis de café y agua.

Cada método de preparación tiene unas dosis óptimas.
No es la pretensión del post ser exhaustivo en los consejos sino que sean prácticos para los que tomas café en casa.
Para que no acabes sirviendo agua tintada de café, ni un engrudo al que sea hasta difícil meterle la cucharilla para revolver, lo mejor es que te ciñas a calcular que para un litro de agua necesitas unos 70 gramos de café.

 

7º La Temperatura del agua es importante.

La primera recomendación es que si la cafetera va al fuego hagas el café con fuego lento, las prisas no son buenas ni para hacer café.
El consejo anterior te lo estoy dando para la cafetera italiana por ejemplo.
Si el café lo obtienes por goteo en una cafetera de filtro es importante que el agua no la utilices cuando está hirviendo, piensa en un agua a unos 90 - 92 grados  centígrados para conseguir un buen café.
Si las prisas no son buenas para apurar el café al fuego, tampoco lo son para hacer la infusión del café con agua, dale su tiempo para que el café se infusiones bien con el agua.
Por ejemplo en un chemex el proceso debe durar sobre tres minutos y medio para obtener un café bien extraído.

 

 

8º Una molienda adecuada al sistema de extracción es básica para obtener un buen café.

Si te equivocas en esto las consecuencias son tragicas para tu café.
  • Para una prensa francesa una molienda gruesa.
  • La cafetera de filtro tipo chemex o V60 siempre una molienda media.
  • Para una italiana una molienda fina.
  • Para una cafetera expreso una molienda muy fina.
Esta es otra de las razones para no comprar nunca café molido, con el tipo de molienda industrial que estará pensada bien para una italiana o para una cafetera de filtro, no podrás conseguir nunca un buen café en una prensa francesa al ser muy fino para esta cafetera, ni un expreso a ser excesivamente grueso el molido para la cafetera expreso.
 
 

9º El cuidado y lavado de la cafetera son básicos.

Una cafetera sucia o mal lavada va a aportar sabores que no queremos en nuestro café.
Si no lavas la cafetera, o lo haces con productos no adecuados afectará al sabor del café que obtienes de esa cafetera.
Las cafeteras que utilizamos en casa simplemente limpiándolas bien con agua después de su uso es suficiente.
Sécalas igualmente muy bien después de cada uso y comprueba que los elementos como filtros, gomas, que pueda tener la cafetera esta en buen estado.
En cafeteras como la expreso debemos comprobar además que todos los elementos estén en perfectas condiciones para obtener un gran café, la presión, el tiempo de paso, la temperatura del agua sean las adecuadas.
Mantendremos siempre limpia y en perfecto estado de revista nuestra cafetera.
 

 

10º El café con leche sin leche hirviendo por favor.

Calentar demasiado la leche es un error muy frecuente.
Si la temperatura de la leche supera los 75 grados centígrados estropearás el café. 
Es mucho mejor que utilices leche templada para evitar que se queme tu café con leche, si esto ocurre, su sabor se verá afectado.

 

11º El café sin azúcar.

Sé que de todas las recomendaciones que doy está será la que levante más protestas.
Todos los baristas y tostadores de café coincidimos: el sabor del café hay que disfrutarlo sin aditivos.
Tu añadirías a un vino gran reserva gaseosa, no verdad, pero no te cortas en ponerle azúcar a tu café hasta que hace isla.
De todos modos, como sé que predico en el desierto, la mayoría de los españoles prefieren su café con azúcar. 
Si perteneces a esa mayoría, procura cortarte un poquito con la dosis de azúcar o otro tipo de edulcorantes, tu salud y tu café te lo agradecerán.
Por que dos cosas te digo el café sin azúcar no engorda pero el café con dos sobres de azúcar sí.
Las diferencias entre un café bueno y malo se difuminan si llevan unos cuanto gramos de azúcar.
Tú mismo querido cafetero toma la decisión que consideres oportuna.
 
 
Endulzando el café con azúcar.
 
 

12 Si no disfrutas del ritual de hacer y beber café no obtendrás un buen café.

Volvemos sobre las prisas si no quieres disfrutar de un buen café comprate una cafetera de cápsulas y prepara tu café sin alma.
Pero si eres cafetero de verdad preocúpate por comprar un buen café recién tostado en grano, de mantenerlo en condiciones óptimas,  de disponer igualmente de un agua de calidad, de moler el grano justo antes de usarlo al grado de molienda que la cafetera necesita, y sin prisas infusiona ese café por el método que prefieras en ese momento.
Disfruta el café que obtengas.
 
Por mi parte nada más que contaros.
 
No os olvidéis de comentar, compartir, y preguntar lo que estiméis oportuno.
 
Buen café.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Top