Cápsulas de café: verdades y mentiras

Cápsulas de Café

Vaya por delante que no pretendemos engañar a nadie, en Cafés Sabora no somos en absoluto partidarias de las cápsulas de café, de hecho no las encontrarás en nuestra web. Ni las vendemos ni pensamos venderlas.

Esta decisión a sido objeto de una cuidadosa reflexión fruto de una investigación en cuyo camino nos hemos encontrado con verdades a medias y grandes dosis de marketing y publicidad para convencernos de las bondades de un producto de laboratorio o de sus maldades que detractores tambien tiene.
 
No dedicaremos mucho tiempo a explicar que la multinacional de la alimentación Nestlé, muchos millones de euros y una estrella de cine George Clooney, han hecho que la opción del café en cápsulas lleve ya unos añitos de moda.
 
Y como siempre que algo se pone de moda surgen detractores y fervorosos defensores que no se ponen de acuerdo en absolutamente nada.
 
Así los detractores se han dejado llevar, expandiendo la idea de que las capsulas de café son cancerígenas, afirmación que para ser justos debemos de matizar mucho.
 
Siguiendo en esto a la OCU, poco sospechosa de dejarse querer por las subvenciones, ya que vive de la cuenta de sus socios.
 

Podemos afirmar sobre las cápsulas de café tienen muy poco de cancerígenas.

1º Podéis tomar café protegido en aluminio, pues el café no tiene el grado de acidez suficiente como para provocar su contaminación por aluminio, como sí puede ocurrir con el zumo de naranja o el tomate. 

2º Es cierto que la presión y la alta temperatura a la que se somete al aluminio en principio puede ser peligroso, pero parece que su riesgo se minimiza por la corta duración del paso del agua por el aluminio.

3º El aluminio no es cancerígeno, pero si tiene efectos en el sistema reproductor y nervioso, si se toma en grandes cantidades.

Dejando de lado los problema para la salud, no demostrados,  los mayores problemas del concepto cápsulas de café tienen que ver con el medio ambiente y el precio del café:

 
  • Por una parte el precio de las cápsulas, son con mucho la forma más cara de tomar café, el precio de un kilo de café multiplica por tres, por cuatro o por cinco cualquier buen café de alta gama.

  • Por otro por la en la cantidad de residuos que generan.

capsulas de café desechadas

Si bien es cierto es que el aluminio es un material que recicla bien,  la realidad es que la propia Nestlé calcula que para cada taza de café preparada se emiten 82 gramos de CO2 al medio.
 
Al mezclar el aluminio, la laca alimentaria y café la capsula se transforma en un residuo no reciclable, aunque el consumidor se tome la molestia de abrirla, vaciarla y llevarla al contenedor amarillo, dicha capsula de café será separada y enviada a un vertedero.  Según ecologiafacil.com  es la normativa española la que obliga a ello.
 
Es precisamente esta vertiente medioambiental la que más nos preocupa, y la que realmente nos hace tomar la decisión de no comercializar las capsulas de café.
 
Creemos en el futuro del café de producción ecológica, respetuosa con el medio, y orientada a contaminar lo menos posible a lo largo del proceso. 
 
El otro elemento es que encarecen el café muchísimo, la misma cantidad de café en un envasado tradicional te permite ahorrar en cada café que tomas una cifra considerable de dinero. 
 

Para tomar un gran café no es necesario encerrarlo en una cápsula, sino tomar buenas elecciones para hacerte con  un buen café:

 
  • El origen importa, descubre cuales son los orígenes del café que más satisfacen tus gustos.
  • Ten en cuenta cuando ha sido tostado, cuanto más cerca del momento de su consumo mejor.
  • Busca que esté bien envasado, una vez abierto guardadlo en un lugar oscuro, sin humedad, y sin olores que puedan mezclarse con los del café.
  • Si el café que compras es de origen orgánico, producido sin pesticidas, y con un riguroso sistema de producción mejor que mejor.
  • Compra el café en grano, muele lo más cerca posible de su preparación. Minimizando así la pérdida de aroma, la oxidación, conseguirás que se conserve mejor.
Lo ideal es molerlo justo antes de su consumo, se que me dirás que tu comienzas a trabajar al las 8 de la mañana y que a las 6,30 no estás para moler café, pero si quieres calidad en tu taza es necesario hacerlo así.
 
Por desgracia el marketing de la industria alimenticia con la bandera de la conveniencia, el glamour y la sofisticación, nos hacen pensar que es mucho más rico y glamoroso tomar un café en capsula. 
 
Del proceso artesanal de tostado y empaquetado hemos pasado al procesamiento industrial del café en los laboratorios de Nestle, y a las cápsulas de café monodosis de Nespresso o similar. 
 
Del arte del barista perfecionado detrás de la barra hemos pasado a la mecánica de apretar un botón. 
 
En el camino hemos perdido nuestra libertad par elegir el café que queremos tomar.
 
Han creado un monopolio donde tienes que usar su café, y sus máquinas, y muchos han caídos rendidos a los pies del dios marketing.
 
Que ha hecho que miles de personas paguen precios desorbitados por un café mediocre, mientras inundamos el medio ambiente con millones de cápsulas desechadas de aluminio y plástico. 
 
Los granos de café auténticos se están rebelando contra las cápsulas impostoras,  y nosotros aunque pacifistas, estamos en esa batalla. 
 

 
Si amigos,  aspiramos  que reflexiones si  tomar el café en capsula no solo es un snobismo fomentado por campañas de TV convenientemente alimentadas por millones de euros, no mejora el sabor del café que tomas, es caro, y ataca el medio ambiente, y realmente aporta muy poco para los que amamos el café natural.
 
Disfruta de tu café en libertad.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior