Café Arábica frente a Café Robusta: ¿Qué café consumes?

Granos de Café Arábica y de café Robusta

El café arábica  es el café de mayor producción en el mundo, sin embargo el café robusta es más consumido en el país que el café arabica. 

 
Esta realidad no dice mucho de los cafés más industriales que se venden en hipermercados, veamos ¿por qué?
 
El cafeto, o la planta del café desde el punto de vista botánico como parte de la familia de las Rubiáceas (Rubiaceae). Afinando más en su clasificación botánica se incluye dentro del género Coffea, del cual se desprenden dos especies bien diferenciadas, la Arábica y la Robusta. 
 
Existen también una gran cantidad de arbustos pertenecientes a la familia de las Rubiáceas, botánicamente muy cercanos a la planta de café, a los cuales popularmente se les denomina falsos cafetos, que se caracterizan principalmente por el hecho de que sus frutos no contienen cafeína.
 
Con estos falsos cafetos no son aptos pues la cafeína  es la que aporta  buena parte de las carácteristics al café.  Hasta tal punto es así que el café descafeinado proviene de granos de café a los que se le saca la cafeína por diferentes procesos.
 

El café Arábica

 
La especie Coffea arabica alcanza hasta los 6 m de longitud en estado silvestre, sus hojas de un verde oscuro y de formas oblongas u ovales dejan entrever sus frutos que cuando alcanzan su madurez son de color rojo con un contenido en cafeína de entre el 0.9% y el 1.7%, porcentaje inferior al encontrado en la especie hermana el Robusta. 
 
Se trata de una especie originaria de Etiopía, a pesar de que puede crecer en otros países intertropicasles con alturas que se encuentren entre los 500 y 2.400 metros de altura. 
 
Esta variedad representa el 56% de la producción mundial y posee una concentración de cafeína de un 1,7% como máximo. 
 
Tomando como base el grano arábica típica las diferencias climáticas, y de tipos de suelo, han hecho que la planta haya ido mutando, cruzándose y adaptándose a los terrenos, condiciones y necesidades de producción de distintas regiones del mundo hasta tal punto de crear subespecies nuevas diferentes las unas de las otras. 
 
Las diferencias climáticas y tipos de suelo, entonces, dieron como resultado una larga lista de nuevas sub-especies que pertenecen al Café arabica. Se les denomina varietales. Sucede lo mismo con la uva a la hora de hacer el vino (chardonnay, souvignon, albariño, etc.) 
 
Las subespecies más apreciadas de Arábica son el Moka, Maragogype, Bourbon, Mondo Novo, Leroy, Caturra, Icatu, Catuay o Marella, entre otros.
 
Así mismo dentro de cada varietal hay diferentes calidades, que dependen de la concentración de humedad, del tamaño) de las posibles deformaciones, etc. 
 
Aspectos técnicos que derivan en una clasificación del producto.
 
Por ejemplo en los cafés de Kenia las calidades se clasifican de la siguiente manera, de mejor a peor: AA, AB, C, T, TT, UG1, UG2, UG3; de ahí el famoso Kenya AA sea un gran café y más que probablemente si tomas Kenia UG3  no lo será. 
 
Cada país productor suele tener su clasificación, pero algo en lo que coinciden todos es que los mejores granos suelen emplearse para la exportación, mientras que las calidades más bajas quedan para el consumo local. 
 
Otra manera adicional de clasificar son las certificaciones ecológicas, que atestiguan que el café en cuestión ha sido producido sin emplear agroquímicos sintéticos. Cafés Sabora viene apostando por los cafés arábica  con certificación ecológica en los últimos años.
 
Dejemonos de cuestiones más bien técnicas y bajemos a lo  práctico para el amante del buen café. El café Arábica crea una bebida más aromática y suave al paladar, y también es más digestiva que el café robusta. Siempre y cuando el arábica sea un café de gran calidad.
 
 

El café Robusta

 
La especie café Robusta o Canephora como se la conoce en términos botánicos tiene una apariencia similar en el fruto a la del Coffea arabica, pero alcanza hasta los 12 metros de altura en estado silvestre, posee hojas lanceoladas, pudiendo llegas a ser más largas que las plantas de café arábica
 
Generalmente sus frutos contienen entre un 1.6% y un 2.8% de cafeína,  es decir suele tener más cafeína que cualquier arábica. El café Robusta tiene aproximadamente el doble de cafeína que el Arábica. 
 
El cultivo del café Robusta se realiza en  altitudes más bajas, siempre dentro de la zona intertropical del planeta. Se puede encontrar en forma silvestre en casi cualquier bosque de la zona tropical africana, por lo que no debe sorprendernos la cantidad de sub-especies pertenecientes a las cafés Canephoras, tales como el Palembamg, el Mandheling o el Kuilu.
 
Es un tipo de cafeto originaría de África Central que, al crecer en zonas secas, suele ser menos digestivo, tiene un gusto final amargo, mucho cuerpo y ser poco perfumado.
 
Es posible que cuando vais a un bar o compráis café en un supermercado no os fijéis en qué variedad de café estáis comprando exactamente.  
 
El cultivo del café robusta es más barato y ha sido empleada masivamente en la industria del café, ya que si bien no tiene los matices y sabores que encontraremos en los arábica, reduce costes de producción. 
 
Su cultivo representa el 43% de la producción mundial. Es una especie de porte alto rinde más por hectárea cultivada, requiere menos cuidados, se puede cultivar a bajas alturas y bajo condiciones climatológicas más adversas.
 
Tiene una alta concentración en cafeína y su capacidad de generar más crema a la misma presión, y el precio más bajo, ha impulsado a una parte de la industria a utilizarlo para ofrecer un café más barato en las estanterías de supermercado.
 
En realidad son muchs las diferencias entre las dos grandes variedades de café que existen: el café Robusta (Coffea Canéphora) y el café Arábica (Coffea Arábica).
 
La robusta es una especie de cafeto de peor calidad, pero que mezclada en su justa proporción con un arábica de gama puede salirnos un producto más que interesante. 
 
Aquí es donde juega importancia la mano del maestro tostador y su experiencia, ya que dependiendo de las concentraciones, los tipos de tueste aplicados y la calidad de los granos seleccionados de cada especie, pueden salir mezclas realmente exquisitas.
 
La robusta es una especie que se produce en ciertas zonas de Brasil, el área del Golfo de Guinea, las periferias del Lago Victoria y el sudeste asiático, teniendo Vietnam una especial importancia. 
 
Al igual que pasa con la especie arábica en la robusta también hay diferentes varietales y clasificaciones de calidad, pero como difícilmente vais a encontrar robustas puros en tiendas o supermercados no entraré en más detalles al respecto. 
 
Lo que si os comentaré es que esta especie se importa masivamente en España, por lo que es muy probable que este presente en el paquete que tenéis en la alacena o en el cafecito del Bar donde paráis habitualmente. 
 

 
En España, el comercio de cafés Arábicas supone, aproximadamente, un 30% frente al 70% de los cafés de la especie Robusta, lo que demuestra que existen en el país mucho café de una calidad media discutible. Pues se usa para abaratar costes y que el precio final del café sea más reducido.
 
En Cafés Sabora el porcentaje de compras de Cafés Arábicas suponen un 90% y el 10% restante son de cafés Robusta de calidades altas que muchas veces superan a los cafés Arábicas de menos calidad que circulan por el mercado.
 

¿Cómo diferenciar un café arábica de un robusta?

 
Si os tomáis una taza de cada uno es muy probable que notéis las diferencias, especialmente si lo hacéis por la noche, ya que el arábica tiene la mitad de cafeína que en robusta.
 
Si lo que os apetece es reconocer ambos granos a simple vista,  podemos dar unas pistas:
 
1.     Antes de ser tostados los arábica tienen un tono verdoso, mientras que los robusta tienden a ser más pálidos.
 
2.     Los arábica son más planos y alargados (hay excepciones), mientras que los robusta suelen ser más abombados, más convexos.
 
3.     Los granos del café arábica son más grandes.
 
 

El café arábica es la especie más conocida, producida y valorada en todo el mundo. 

 
Se caracteriza por tener matices de aroma y sabor muy variados (que dependen de los varietales escogidos y otros factores), por no ser especialmente agresiva al paladar y por contar, en muchas ocasiones, con un toque de acidez que, para muchos, complementa de manera ideal las características organolépticas del café.
 
Por su aroma, sabor y otras propiedades organolépticas, al arábica se le considera como el mejor café, pero como en todo existen grises, yo personalmente prefiero un buen robusta a un mal arábica. Eso sí, un buen arábica es insuperable.
 
Para terminar si el maestro tostador utiliza cafés arábicas con algo de café robusta para conseguir algún efecto, más cuerpo en el café, etc, bienvenido sea, los resultados pueden ser excelentes.
 
Pero amigos si la industria utiliza el robusta solo para reducir costes de producción y aumentar márgenes el café obtenido será lamentable, barato puede ser, pero lamentable, por que para reducir costes tampoco se empleará el café robusta de mayor calidad.
 
Espero que os haya servido el post como guía, para conocer un poco más que es el café arábica y el café robusta.
 
Para terminar una frase que suscribo: "la vida es corta para beber mal café". 
 
Si os ha gustado podéis compartirlo.
 

Comentarios

Que comente sobre el café que se produce en México.

Hay varios Estados que lo producen.

Gracias

Hola Santiago
 
Recojo el guante hablaremos sobre el café mexicano en un un poximo post.
 
Déjame comentarte que algunos de nuestros cafés, en concreto los de producción orgánica, aquí llamados ecológicos, tienen en su composición café de ese origen.
 
Gracias por la sugerencia y saludos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior