Café Ecológico, ¿Cómo se produce?

Café Ecológico
El café organico, conocido en España como ecológico, y el no ecológico, es un producto tropical, nace de un arbusto, llamado en español planta de cafeto.
 

Planta de Cafeto

 
Cuando hablamos de arbusto no penséis en un árbol pequeño ya que es de fuste recto que puede alcanzar los 10 metros en estado silvestre; en los cultivos se los mantiene normalmente en tamaño más reducido, alrededor de 2 metros para facilitar los proceso de recogida del grano del café. 
 
Como el vino debemos de esperar unos años a que las plantas de su primera cosecha. En este caso  son los años a que tarda en florecer, produciendo inflorescencias axilares, fragantes, de color blanco o rosáceo; algunas especies, en especial Coffea arabica, son capaces de autofertilización, mientras que otras, como Coffea robusta, son polinizadas por insectos. 
 
El proceso de floración da lugar con el paso del tiempo a una valla de color rojizo y sabor dulzón en cuyo interior se guarda el grano de café que es lo que realmente tostamos para luego molerlo, y hacer todos los tipos de cafés que tanto amamos.
 
El café es un árbol tropical que en su estado natural vive en el bosque. De su fruto se extrae el grano del que se obtiene este preciado brebaje estimulante y tan integrado en nuestra sociedad. 
 
Pero como todos los productos agrícolas a la hora de cultivarlo puedes hacer un cultivo del café ecológico u orgánico o un cultivo industrializado. Desde cafés Sabora llevamos ya unos años centrado en la distribución de café organico o ecológico.
 
Tradicionalmente, el cafeto se solía sembrar a la sombra de otros árboles frutales de mayor porte. Hoy la técnica del cafeto "bajo sombra", conocida también como agroforestería, se realiza aprovechando los árboles naturales del ecosistema de las zonas de producción. 
 
Con esta técnica de cultivo se obtiene un grano de mayor calidad y sabor, disminuye la cantidad  de cafeína en cada grano de café,  consiguiendo cultivos integrados en el ecosistema de la zona, lo que es más sano para los cultivos y en el área se pueden combinar productos para el autoconsumo y para el mercado internacional. Todo ello sin necesidad de atacar al medio
 
El café organico cultivado "bajo sombra" mantiene los árboles de la montaña que reducen la radiación solar y protegen el suelo. De este modo se preserva la biodiversidad y se hace uso sostenible del agua y otros recursos.
 
La certificación ecológica nos garantiza que el consumidor va ha tener la certeza de que el café organico ha sido producido en condiciones de garantizar una producción sostenible en el tiempo.
 
El cafetal bajo sombra también permite cultivar el cafeto sin necesidad de plaguicidas y fertilizantes químicos. 
 
El resultado de ello es que se evita la contaminación del agua y se conserva la riqueza del suelo de las zonas d e producción, y que el producto está libre de los restos  de esos productos químicos que en el café puedan dejar los fertilizantes y los plaguicidas que si son necesarios en los cafetales que no utilizan está forma de producción ecológica. 
 
En la agricultura orgánica o ecológica, las plagas deben combatirse sin la intervención de sustancias químicas, como los pesticidas o herbicidas.
 
En la producción ecológica es la misma fauna silvestre, especialmente, los pájaros, abejas o murciélagos que viven en los árboles que dan sombra al café ayudan a mantener el equilibrio natural evitando plagas que acaben con la producción de los cafetales. Las poblaciones silvestres de estos animales son esenciales para mantener a raya las distintos insectos dañinos para el cafeto. 
 
Debemos de agradecer a murciélagos y las abejas desarrollan su labor inestimable para controlar las más de doscientas especies de insectos aficionados a las bayas de donde se obtiene el fantástico café ecológico.
Lo mejor de todo para el productor es que a diferencia de pesticidas y herbicidas no cuestan un céntimo, y a sus consumidores nos permiten disfrutar de un café organico, sin contaminantes, de excelente aroma y sabor.
 

 

 

Podemos resumir las virtudes del cultivo de café organico o ecológico en tres grandes apartados:

 
El cultivo de café  ecológico una opción fantástica para Medio Ambiente
 
  • Protegen el suelo, pues el café orgánico se cultiva bajo árboles de sombra respetando la biodiversidad de la zona donde ese establece el cultivo.
  • Convive en armonía con  infinidad de especies vegetales y animales, entre los principales están los insectos, aves de todo plumaje y condición, reptiles, mamíferos pequeños, y en algunas zonas también existen mamíferos del planeta incluso tigres, venados, osos, etc. Entre los vegetales tenemos orquídeas, helechos.
  • Los cafetales orgánicos en algunas zonas de México sirven de zona de amortiguamiento de áreas naturales protegidas, como por ejemplo la Reserva de la Biosfera el Triunfo, Reserva el Ocote, Reserva de Montes azules, todas en Chiapas.
  • Los cafetales orgánicos son importantes fábricas de oxigeno, fija el agua al territorio, y evita procesos de deserticación.
 

El cultivo de café orgánico lejos de perjudicar a los campesinos los beneficia.

 
Con respecto al ámbito social, los cafetales orgánicos desde hace más de 20 años se han convertido en importante fuente de empleo de miles de familias, quienes sustituyen los agroquímicos que se usan en la caficultura convencional por mayor empleo de mano de obra. A mayor mano de obra más salarios para las poblaciones cercanas para los cafetales, y ningún beneficio para las empresas químicas.
 
Por ejemplo, para controlar las hierbas se utilizan machetes, y se hace manual en lugar de aplicar herbicidas. Para el control de plagas se aplican diferentes técnicas entre las cuales podemos mencionar la regulación de sombra para acabar con plagas de hongos donde se abre luz sobre los cafetales para acabar con la plaga, podas de los cafetos, recolección de todo el café.
 
El café orgánico o ecológico permite la conservación y mejora de la fertilidad de los suelos, pues los caficultores preparan sus propios abonos orgánicos, como compostas o vermicompostas, utilizando los residuos de las cosechas y otros materiales que tienen en la misma unidad de producción. Vamos que no se tira nada, todo se reutiliza en la propia explotación.
 
La producción de café organico también ha favorecido la salud de los habitantes de las comunidades, no se exponen a la intoxicación por agroquímicos. Los productores al realizar café ecológico han podido encontrar alternativas de comercialización a un mejor precio que el café convencional. 
 

Por último es una magnifica noticia para el consumidor que el café ecológico seas un café de excelente calidad

 
El consumidor no sólo puede estar seguro que toma un café de una alta calidad intrínseca (sabor, aroma, cuerpo, acidez, etc), sino también con la más alta calidad ambiental y social, ayudando en la construcción de un mundo mejor para todos. Y esto para Cafés Sabora es fundamental.
 
 
El cultivo ecológico del café exige pequeñas parcelas y se rige por normas internacionales de producción e industrialización que son verificadas por un sistema de certificación que garantiza la trazabilidad del café libre de productos de síntesis química. Nuestros cafés y descafeinados ecológicos forman parte de esa cadena, que hace llegar a tu taza un café sano y natural.
 
Cafés Sabora nos aseguramos de que los productos pasan los más altos controles de calidad en los países productores, a través de los organismos de control, y respetando siempre la normativa europea vigente, que nos permite vender cafés y descafeinados ecológicos tanto para hostelería como para la tienda. 
 
Nuestro café cuenta con varios certificaciones internacionales como la de Narturland de Alemania, o el IMO control de Suiza, dispone de un certificado de café de sombra o Bird Friendly, para un segmento del mercado muy reducido que valora la producción en armonía con lo pájaros y certificación JAS para ventas exclusivas en Japón. Además de cumplir con la normativa para la venta de cafés ecológicos o cafés orgánicos en España y al UE.
 
El café ecológico convive en armonía con el ecosistema de la zona de producción, genera más trabajo en las comunidades que ocupan el territorio e producción, ofrece más calidad sabor, aroma, acidez que un café no ecológico. No puedo darte más razones en menos tiempo para que le des más oportunidades. Si aun no lo has hecho, pruébalo. 
 
¿Consumes café organico o ecológico? ¿Por qué? ¿Qué opinas de este café? No dejes de comentar tu opinión siempre nos interesa.
 
Si te ha gustado el post compártelo en redes sociales, te lo agradecemos.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior