Cafetera espresso: Guía para principiantes

Cafetera espresso  y molino profesional

¿Que es una cafetera espresso?

O cafetera espress, expreso o espresso, y alguna otra forma más de nombrar a nuestra máquina de café,.
Es un cafetera que tarda no más de 25 - 30 segundos en obtener un delicioso café espresso con toda su espuma.
Su característica fundamental es la rapidez de preparación, de hecho el término espresso en italiano significa hecho al instante. 
 
Podemos traducirlo al español por cafetera expreso.
 
 
 
 
Es con mucho la forma más rápida de preparar un café.
Una cafetera espresso es un tipo de cafetera que se caracteriza por tener una bomba a presión que calienta el agua en el entorno a los 90 ºC y a unos 9 atmósferas.
 
Su funcionamiento se basa en que hacen pasar agua caliente, regularmente a 90° grados, a presión de 9 atmósferas en unos 20 a 30 segundos por café molido muy fino que ha sido comprimido previamente en una pastilla para provocar resistencia al paso del agua, extrayendo todo el sabor y esencia del café.
 
Gracias a su forma rápida de procesar la bebida, se obtiene un delicioso café expreso.

¿Qué tipos de cafeteras espresso existen?

Las cafeteras espresso se dividen fundamentalmente en dos tipos: las cafeteras espresso manuales y las espresso automáticas.
Las primeras permiten personalizar mejor el café y controlar un mayor número de matices, mientras que las automáticas son más cómodas, programables, pero se pierde la libertad de tomar decisiones que tiene el barista que las maneja.
 
De todas formas las espresso automáticas son una buena opción en muchísimos casos.

Qué es cafetera espresso automática?

Es una cafetera espresso a la que se le ha añadido electrónica para facilitar el trabajo diario.
Llenado de caldera automático, dosificación de la taza automática, contador de número de cafés suministrados, programación de encendido, regulación de temperatura desde pantalla, bloqueo automático en caso de falta de agua, etc.
 
Aún podríamos hablar de un tercer grupo de las cafeteras espresso super automáticas, que con simplemente pulsar un botón te ofrecen el café expreso que le solicitas pero que como contrapartida pierdes toda posibilidad en influir en la extracción del café.

Aquí resumimos las principales diferencias que hay entre estos tres tipos de cafeteras espresso.

1º La preparación del café.

La preparación del café se puede personalizar más en una cafetera espresso manual que en una automática. 
Como todo lo artesanal, la preparación manual del café es más exigente pero también más placentera para el que se decide por ir por ese camino. 
 
Como contrapartida requiere conocimientos para obtener unos resultados aceptables.
Las cafeteras espresso automáticas son mucho más fáciles de manejar, aunque ciertamente ese componente artesanal y de sello personal en la elaboración del café se pierde un poco.
En las superautomáticas todo absolutamente todo está automatizado, lo que para quien no sabe manejar una máquina expreso puede ser un sueño, para un barista profesional es una pesadilla pues prescinde del componente humano en la elaboración del café. 
 
En estas super automáticas incluso el molido del café está automatizado e incluido en el proceso sin intervención humana.
 
Tu intervención en el proceso se reduce a seleccionar en un botón en café que quieres: sólo, con leche, capuchino, etc.

2º El precio: 

En líneas generales a más tecnología, y mayor grado de automatización, y sobre todo más electrónica en su interior, mayor es el precio final.
Por lo tanto una manual tenderá a ser más barata que una automática, y está más barta que una superautomática. Aunque como en todo existen gamas de precios en cada uno de los segmentos.
 
Si quieres comprar una cafetera espresso no dejes de leer nuestra Guía para elegir la máquina de café espresso que necesitas.
 
Cafetera espresso Super automática

Elementos básicos de una cafetera espresso a tener en cuenta.

1º Los materiales de la cafetera espresso

Primero comentar que existen cafeteras de materiales diferentes que van desde el acero inoxidable hasta el plástico
La estética es importante, pero que los materiales sean de calidad lo es más, no lo olvides si alguna vez estás en la tesitura de hacerte con una espresso.
 
Apuesta por el acero inoxidable, el cobre y el latón en este orden para que la cafetera funcione correctamente durante años y que no tengas que repararla y cambiar piezas continuamente.
 
Las cafeteras espresso de más calidad suelen estar hechas con acero inoxidable ya que es el material más caro y se suele dejar para las gamas más altas.

2º Presta atención a la bomba de agua

La bomba es la encargada de distribuir el agua sobre el café a la presión adecuada 9 bares uniformes, un proceso imprescindible para extraer el máximo aroma y sabor de la molienda.
 
Lo que ocurre es que estas cafeteras utilizan bombas vibratorias, estas bombas necesitan generar más presión para asegurar que los 9 bares llegan al portafiltro.
Por lo tanto son de inferior calidad a las bombas rotatorias que garantizan 9 bares de presión constante a lo largo del tiempo. Evidentemente se ponen en las cafetera profesionales, siendo más caras que las vibratorias.

3º Siempre con control de temperatura en tu máquina.

Una buena cafetera de espresso debe alcanzar los 90º de temperatura del agua a la hora de la extracción.
Y debe hacerlo de una forma estable a lo largo de la extracción y en las extracciones sucesivas a las que la máquina es sometida a lo largo del día.
 
Las máquinas con control de temperatura te permitirán controlar mejor este parámetro para obtener un buen resultado final.

4º Cualquier cafetera espresso que se precie debe de tener un tubo o lanza de vapor.

El vaporizador es importante para lograr la leche que necesitas sea cual sea el tipo de café con leche: latte, capuchino, etc que necesite preparar.
 
Existen decenas de preparaciones de café con leche que necesitan del tubo de vapor para su elevación.
 
Cafetera Espresso partes principales de la máquina.

5º Filtros tradicionales frente a filtros presurizados.

Un purista te dirá que los tradicionales son los mejores, yo sin serlo en exceso también te lo digo.
Desde luego eres de los que piensan que cada café es una obra de arte, y lo tuyo es ser un barista con todas las letras te recomendamos una cafetera con filtro tradicional.
 
Si no eres un artista en esto de hacer café ni pretendes serlo quizá el presurizado te saque del apuro inicialmente, ya que a largo plazo puede ser contraproducente.

Qué es un filtro presurizado, quizá te estés preguntando.

Un filtro presurizado no es más que un sistema artificial que se acopla al filtro de una cafetera espresso, y que pretende mejorar la producción de crema.  
Suelen ser una segunda malla -o doble pared- que tapa la mayoría de agujeros de salida del filtro, o directamente una capa opaca que deja libres únicamente los agujeros del centro.
Por una pura cuestión física, un líquido avanza con mayor velocidad por un canal estrecho que por uno ancho, de modo que los filtros presurizados al final lo que hacen es propulsar el café hacia la taza con mayor fuerza de lo que haría un filtro normal, o sin presurizar.
El filtro presurizado ayuda a formar crema con mayor facilidad y en mayor cantidad, con independencia de cualquier otro parámetro que haya intervenido en la extracción del café.
 
Molienda más gruesa de lo normal, café oxidado, granos muy duros… Es decir, sirve para tapar defectos tanto de la preparación como del propio café
 
Todo pasa a un segundo plano si tenemos un filtro presurizado en nuestra cafetera, ya que nuestros cafés siempre estarán coronados por una densa y abundante capa de crema color avellana.
 
En ocasiones, estos sistemas para aumentar la producción de crema están integrados no en el filtro (o cacillo) sino en el propio portafiltro. Hablamos entonces de portafiltros presurizados.
 
Filtro y portafiltro presurizado
¿Tanto  los filtros  como los portafiltros  presurizados son el invento del siglo en las cafeteras espresso, no?
Siento pinchar el globo pero en mi modesta opinión no.
Los defectos del café no desaparecen del café por utilizar portfiltros presurizados, simplemente este tiene un mejor aspecto.
El motivo es muy sencillo: estos sistemas no mejoran la calidad del café, sino que producen básicamente es una crema "ficticia". 
 
La crema resultante de usar un filtro presurizado no es obra de una buena extracción sino simplemente de que el café sale con más fuerza de la debida.
Por lo tanto poco aportan nada para obtener un buen café.
Prepara un buen espresso es un arte o al menos una técnica compleja, no es un proceso ni fácil ni mecánico.
En el que intervienen numerosas variables, cuya técnica aprendes a mejorar a base de práctica, de prueba y error, de hacer muchos espressos, catarlos y analizar las conclusiones.
Si utilizas un filtro presurizado, la crema que vas a ver no es la real, y por tanto no te servirá para sacar conclusiones ni para mejorar tu técnica de elaboración de espressos. 
Eso sí a un cliente visualmente le puede dar el pego, otra cosa es cuando pruebe el café por que todos los defectos que pueda tener ese café siguen ahí.
 
Tendrás enormes dificultades para saber si un espresso es de buena o mala calidad.
Los Filtros presurizados: 
Producen una extracción decente aunque las condiciones no sean las óptimas. Pero nunca conseguirán la misma calidad de espresso que un filtro sin presurizar.
Filtros no presurizados:
Permiten controlar todos los aspectos de la extracción. 
Es la única forma de obtener un espresso de alta calidad, aunque exigen también que el usuario tenga ciertos conocimientos y aptitudes.
Si eres consumidor de espressos, y te consideras mínimamente exigente con su sabor, entonces deberías usar filtros no presurizados, aunque no seas barista profesional y solo los prepares en tu casa.
 
Pero amigo la decisión es tuya.

6º El calienta tazas.

No debería faltar en una buena máquina de espresso ya impide que la temperatura de las tazas afecte al resultado final de tu café, ya que aportan la temperatura óptima a la taza a utilizar.
Mujer haciendo café en cafetera espresso
 

¿Qué tamaño de cafetera espresso necesito?

Todos sabemos que unas de las principales máquinas de hostelería de un local es la cafetera profesional y el molinillo de café.
Y al montar una cafetería también son dos de los elementos de mayor inversión inicial.
Es muy importante saber la cantidad de café que vendemos o venderemos en nuestra cafetería para determinar el número de grupos que necesitamos en nuestra cafetera profesional.
El tamaño de la máquina de café para locales de hostelería es importante no solo por la dimensión que tiene, ya que tendremos que tener espacio suficiente, como por el consumo eléctrico.
 
Ten en cuenta que con una máquina de dos grupos podremos servir muchos cafés, de hecho suele se la más vendida.
 
Para ir a más ten claro que vas a vender mucho y a hacer muchos cafés al día, en caso contrario difícilmente valdrá la pena.
 
Si ya la cosa es un capricho para ter na casa, normalmente con un grupo será más que suficiente.

¿Qué cafetera espresso hace mejor café?

Lo primero que hay que decir es que no todo es la cafetera que se utiliza para hacer un gran café espresso.
Dispoñer dunha boa cafeteira espresso axuda, pero no te converte automaticamente nun bo barista. 
 
Antes deberas de aprender a utilizala en condicións.
Así que estamos equivocados si pensamos que comprando la cafetera más cara  del mercado tenemos todo solucionado. 
Nada más lejos de la realidad, si no nos formamos, no aprendemos los elementos básicos del oficio no obtendremos un gran café.
 
Así que en muchas ocasiones el problema no es la máquina, somos nosotros que no estamos  a su nivel.
 
Me ha pasado mil veces que el café que e han servido en un local es cuando menos mediocre y sin embargo el local tiene una cafetera espresso muy cara, aun cuando no le ha servido de mucho la inversión.
Nuestra recomendación es que generalmente si compras una cafetera espresso de una marca conocida, que esté en varios locales que conozcas, y que cumpla con lo habitual en las cafeterías de la zona vas servido con ella.
Eso sí aprende a usarla convenientemente, lo que requiere formación y práctica.
 
Tamper para Cafetera Espresso

Por último, y esto es importante, no olvides que no es sólo la cafetera que va hacer el mejor café expreso:

La calidad del café fundamental, si tu café no es bueno el resultado será malo, tu cafetera espresso no hace milagros. 
 
Un molino de café profesional de muelas va a ayudarte sobremanera a obtener un gran café.
No moler más café que el que se va a consumir cada extracción, y hacerlo justo antes de comenzar es fundamental para obtener un buen café.
 
  • Un correcto mantenimiento de las juntas y filtros de la cafetera profesional es importante.
  • Al igual que lo es la limpieza del equipo: tolva del molino de café, dosificador, tubos de vapor, portafiltro, filtros, etc, etc.

Conclusión

Por lo tanto cualquiera de las grandes marcas del sector te ofrecen cafeteras espresso de nivel. Yo  no me obsesionaría demasiado con la máquina y sí con aprender a utilizarla correctamente.
Intentado mejorar día a día en la técnica de preparación de los espressos, utilizar un gran café en grano de mucha calidad, moler para cada extracción  y mantener la máquina limpia y bien regulada, , etc, etc.
 
Gracias por haber llegado hasta aquí.
 
Para cualquier comentario tienes a tu disposición el formulario.
 
Recuerda que tienes más de doscientos post a tu disposición por si te apetece seguir leyendo sobre café.
 
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Director del Proyecto : Federico Asorey Consultoría e-Commerce
© Copyright 2020