Cafetera Prensa Francesa: ¿Cómo se usa?

Cafetera de Prensa Francesa o Cafetera de Émbolo

Cafetera Prensa Francesa también conocida como cafetera de Émbolo es una opción para hacer un delicioso café sin usar cables eléctricos y prescindiendo incluso del filtro.

Es una cafetera capaz de lograr un café intenso y aromático con medios muy simples a poco que sigas los consejos que te daremos en el post.

 
La cafetera de Prensa francesa no es excesivamente cara sobre 20 euros encontrarás cafeteras de este tipo que cumplirán bien con su función.
 
Existen diferentes tamaños que normalmente se miden en tazas de café que se  pueden obtener de ella.
 
Lo normal es que tengan un tamaño entre las tres y las ocho tazas, aunque las podéis encontrar más grandes e incluso más pequeñas.
 

Un poco de Historia sobre la Cafetera de Émbolo o Prensa francesa

Italianos y Franceses compiten por el honor de haberla inventado. Ambos tienen algo de razón y ninguno la razón absoluta.
 
La primera patente de una cafetera similar a la prensa francesa aparece en la Francia de 1852, donde Mayer y Delforgue, franceses ellos presentan un diseño de esta cafetera algo diferente a la de hoy en día, ya que no sellaba la jarra por completo.
 
Para encontrar una cafetera igual a la actual tenemos que esperar unos años más a la presentan Attilio Calimari y Gulio Moneta en el año 29 del siglo XX.
 
El que lo pupularizó mundialmente fue Faliero Bondanini que pese a lo que pueda parecer por el apellido no era italiano sino Suizo.
 
La comercializó en Francia a mediados del siglo pasado donde se la conoce por Cafetera Chambord.
 
Y es de esta cafetera Chambord es de la que hereda su nombre la buena de la Cafetera Prensa Francesa.
 
Si no quieres los con los egos nacionales de nuestros vecinos llámale cafetera de embolo y te ahorrarás discusiones sobre todo si compartes café con un francés y un italiano.
 
En realidad es una sofisticación de las primeras formas de preparar cafés tal y como lo hacían los abuelos en ollas, cacerolas, potas o como en vuestra zona se denomine a la olla para cocer que también se utilizaba para preparar café.

 

¿De que partes se componen la prensa francesa?

  • De una jarra transparente.
  • Una tapa que se coloca sobre la jarra.
  • Y un émbolo con una varilla que sale a la parte superior de la jarra, acabada en un embellecedor que a la vez hace las funciones de pequeña asa para que sea cómodo presionar la infusión.

Cafetera embolo o cafetera de Prensa Francesa

¿Qué características debe de tener una buena cafetera de émbolo?

 

Quédate con esto, la jarra de Boro Silicato.

¿Boro Silicato?, dicho así suena a producto químico pero no es más que el tipo de vidrio más adecuado para estas cafeteras.
 
Es resistente, totalmente transparente, y es un material que bien cuidado te durará en el tiempo.
 
Si quieres algo más resistente existen versiones en acero; yo en esto soy un clásico, prefiero el vidrio.

 

El otro elemento esencial es el filtro del émbolo.

Un buen filtro evitará que pasen posos a tu café,  y además, si el filtro es malo te dificultará mucho tener buenos resultados con el café que hagas en este tipo de cafeteras.
 
Tiene que ser metálico, firme y robusto, y que además se desplace de forma delicada por las paredes de la jarra de vidrio.
 
Ya te he dicho que por 20 euros podrás encontrar una cafetera de boro silicato con un filtro bueno, y por 50 encontrarás ya cafeteras de prensa francesa muy serias. Así que no escatimes comprando la más barata, lo notarás en tu café.
 
Con una mínima protección puedes llevarla en la maleta a donde quieras, y es fácil de limpieza.

 

Cómo prepararía un profesional unas buenas tazas de café con la Prensa Francesa, unas recomendaciones básicas:

 

1º La Molienda

La cafetera de émbolo requiere de una molienda gruesa.
 
Como siempre te recomiendo que muelas con un molino con muelas cónicas y no con un molino de aspas.
 
Recuerda que el primero no aumenta la temperatura por rozamiento, y evita que el café salga de su punto de tostado.
 
El tamaño tipo grano de arena gruesa.
 
Sí amigo cafetero, de esa que en la playa comenzaría a molestar al andar por ella.
 
Ojo si la molienda es fina, o simplemente decides comprar café molido que siempre estará pensado para una cafetera que requiere de un molido más fino del café, el filtro dejará pasar partículas y nunca conseguirás la extracción que necesitas para obtener un buen café hecho en una prensa francesa.
 
Ten en cuenta que en estas cafeteras de émbolo o francesas el café se infusiona como lo hace el té y otras infusiones, echando agua caliente y sumergiendo el café en él.
 
Para infusionar los granos de café de esta manera, es necesario que estos tengan un molido grueso, ya que si usásemos un molido medio o fino el agua apenas tendría superficie de contacto con ellos.
 
El resultado sería un brebaje amargo que apenas podríamos llamar café, sin sabor reconocible, sin cuerpo y sin gracia alguna.
 
Así que advertidos quedáis, molido grueso para esta cafetera.

 

2ª Café de calidad siempre.

El café de calidad, preferiblemente arábica 100%, o blends con un buen arábica y un gran robusta en proporciones de 8 ó 9 a 1, siento el ocho o nueve de arábica y lo restante de robusta.
 

3ª Agua en perfecto estado.

Como la mayor parte del café que llevas a tu taza es agua, que el agua que utilizas ha de ser a la fuerza de calidad. 
 
Evita agua con olores o sabores fuertes, incluidas los sabores alcalinos.
 
Agua bien filtrada o mineral.
 

4ª Ratio de extracción 

 
El ratio de extracción agua café es una fórmula sencilla que se obtiene de dividir los gramos de agua por los gramos de café que vas a utilizar. 
Es la cantidad de café a utilizar en relación de la cantidad de agua que vamos a utilizar cuando hacemos está infusión del café.
 
Un ratio común que es muy utilizado es 1:15.
 
Por ejemplo 15 gramos de café molido por 225 gramos de agua.
 
Para 100 gramos de agua utiliza algo menos de 10 gramos de café, si te es más sencillo hacer el calculo.
 
No existe una ratio de extracción correcto ya que la ratio que utilices se debe adaptar a tus gustos, al tipo de café que utilizas, etc.
 
Es conveniente comenzar con este ratio que ya está muy probado. 
 
Luego puedes aumentar ligeramente la dosis de café o utilizar menos cantidad de agua para ajustar la extracción a tu gusto.
 
Con algunas pruebas seguro que encuentras la combinación perfecta para tu paladar.
 

El Texto está en portugués pero basicamente explica el proceo que describimos

Hacer café en la Prensa Francesa
 

 

5ª Temperatura del agua

No utilices agua hirviendo, la temperatura debe de estar en el entorno de los 90º grados centígrado. 
 
Puedes controlarlo con un termómetro o esperar unos 45 segundos para que baje la temperatura del agua, método este último menos fiable que el de utilizar un termómetro.
 
La temperatura del agua influye en la extracción en sí y en el tiempo de extracción con lo que es otra variable con la que puedes jugar para experimentar con los sabores.
 

6º Tiempo de Extracción

Para un tueste medio como son nuestros cafés 4 minutos puedes ser un buen tiempo para lograr una buena extracción.
 
Si el tueste es oscuro algo menos de tiempo será mejor incluso tres minutos podrían llegar, y en el caso que en el tueste es muy claro alargar la extracción incluso un minuto puede no venir mal.
 

7º La extracción.

Precalienta la taza con agua caliente, para evitar que se enfríe demasiado cuando viertas el agua caliente para realizar la extracción del café.
 
Una vez tengas la taza precalentada depositas el café molido grueso en el fondo de la taza, en el ratio indicado.
 
Vierte el agua sobre el café despacio, una tetera de cuello de cisne, como la que utilizamos con un cono o una Chemex puede ayudarte a controlar el flujo del agua.
 
Hacemos una preinfusión durante treinta segundos o 40 segundos, agregado el doble de agua que de café que utilizas. 
 
Si estas usando 30 gramos de café para la preinfusión verterías 60 gramos de agua.
 
Mezcla despacio el agua y el café durante unos 30 segundos, después sin prisa hecha el resto del agua.
Ya hemos dicho que el café debe de pasar aproximadamente 4 minutos infusionando incluyendo los treinta o cuarenta segundos iniciales.
 
Puedes revolver dos o tres veces la infusión de una forma delicada para que el agua y el café se mezclen bien en el tiempo el café esta  sumergido en el agua.
 
Pasado los cuatro minutos comienza a presionar el embolo suavemente hasta que llegue al fondo, y deje todo el café en la parte de abajo de la jarra.
 
Ya tienes el café listo par servir de la jarra a la taza. 
 
Ni que decir tiene que no quites la tapa para servirlo, el émbolo dejaría de contener los posos del café y se mezclarían con el café que quieres servir.
 
Conseguirás un café de intenso aroma y sabor que te resultará muy agradable.
Servir el café en la taza de la Prensa Francesa
 
Recuerda lava tu cafetera con agua no utilices productos químicos.
 
Un último consejo no dejes mucho tiempo el café en la cafetera.
 
Si haces para varias tazas y te sobra, mejor guarda el café en un termo precalentado, se mantendrá caliente horas sin el amargor que le va a dar el contacto con el sedimento.
Por otra parte la jarra, al ser una jarra de vidrio, pierde el calor con bastante rapidez.
 
Cafetero te animo a disfrutar de un gran café en Prensa Francesa.
 
Una gran semana para ti.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Top