Cafetera y molinillo elementos claves en la preparación del café

Máquina y  molinillo profesional para café expreso

Para obtener un gran café debes de invertir en dos elementos: cafetera y molinillo.

En realidad forma parte de un conjunto de elementos totalmente necesarios para obtener un buen café.
 
El primero claro está es la calidad del propio café
 
Nadie obtiene una gran taza de café de un café en grano mediocre o directamente malo.
 
Así que un buen café correctamente tostado será necesario para obtener grandes cafés.
 

Pero aun si tienes un buen cafés no pueden fallar ninguno de los elementos que hemos nombrado el título del post: cafetera y molinillo.

¿Por qué son tan importantes la cafetera y el molinillo de café?
 
Vayamos por partes.
 

Pensemos en el molinillo de café.

Es sorprendente como la molienda poco adecuada puede arruinar nuestro mejor café.
 
Invertimos en la compra de un buen café de especialidad, cultivado en altura, de recogida selectiva a mano y de un gran origen y esperamos que nos de como resultado una taza magnífica.
 
Pero en algunas ocasiones tienes sorpresas desagradables por que no obtienes el café que sería lógico esperar.
 
Y no, no es que te hayan engañado con el café, es que ha fallado una parte crucial del proceso: el molido del café.
 
El molido del café es, quizá junto con el tostado, la parte del procesamiento del café que más van afectar a la preparación de tu café.
 
Como quiera que normalmente comprarás el café tostado el trabajo más complicado que te queda para preparar correctamente un café es moler adecuadamente el grano que has comprado.
 
Sin un buen molino es imposible lograr una adecuada extracción.
Esto afecta sobre todo al espresso que necesita una molienda fina y uniforme difícil de conseguir sin un buen molinillo de café.
 
Lo dicho para expresso sirve para cualquier otro método de preparación aun cuando no necesiten moliendas tan finas ya que es esencial que las partículas resultantes de la molienda sean de un tamaño y forma lo más uniformes posible.
 
Por lo tanto es clave acertar con el grado adecuado de molienda más o menos fino o grueso en función del sistema de extracción, es decir a la cafetera a utilizada para hacer el café.
 
Un buen molino es crucial para obtener un gran café. 
 
Ya hemos escrito un post sobre las moliendas más adecuadas para cada tipo de cafetera, por lo que os animo a leer "La molienda del café: El café Molido".
 
 
Cafetera y molinillo profesional de café en cafetería
 

 

Pero, ¿cuál es el molino adecuado? ¿debo invertir en un molino de aspas o de muelas? ¿cuánto tengo que gastar? ¿los molinos manuales son mejores o peores que los eléctricos?

 
Elegir el molino de café más adecuado a nuestras necesidades no es tarea simple.
 
Las opciones son muchas, la variedad de precios enorme desde un par de decenas de euros hasta varios miles.
 
Debe de imponerse el sentido común, trataremos de adecuar la inversión al uso que le vayamos a dar, en función de la frecuencia de uso y de nuestro nivel de exigencia.
 
Otro elemento a tener en cuenta es el tipo de café que prefiramos, para una prensa francesa nos podemos arreglar con un tipo de molinillo y que non nos va a servir en ningún caso para obtener un expreso.
 
Estos se debe a que en líneas generales los sistemas de extracción que requieren un molido grueso son menos exigentes que los que necesitan un molido fino.
 

 

Muelas o Aspas.

La recomendación es siempre optar por los molinillo de muelas.
 
Los de aspas  golpean los granos de café haciéndolos estallar en partículas muy irregulares y además calientan mucho el café, con la consecuente pérdida de aroma. 
 
Los molinos de muelas trituran el café en partículas más uniformes y la fricción, sobre todo si se realiza a baja velocidad y con muelas anchas, suelen moler muy rápido y muy eficientemente, reduciendo el calentamiento y consecuentemente la pérdida de aroma.
 

 

Manual o eléctrico

Para empezar en casa los molinillos manuales de muelas son una opción muy interesante.
 
Son relativamentete económicos, los buenos nos permiten regular el tipo de molienda, adaptándose a diferentes sistemas de extracción.
 
Además podremos llevarlos de viaje y disfrutar de nuestro café preferido allí donde vayamos, suelen ser pequeños y manejables. 
 
Los molinos eléctricos, por el contrario, requieren un gasto más importante, sobre todo si optamos por alguno de gama media o alta. 
 
Como ventajas son más rápidos y cómodos.
 
Imprescindibles para para baristas profesionales y establecimientos de hostelería, suponen una inversión que debes de estar seguro de querer asumir si eres un particular.
 
Los molinos de café realmente buenos costarán ciento de euros.
 
El post se titula Cafetera y molinillo de café: claves en la preparación del café.
 
 

Cafetera expreso en una cocina

 

Por lo tanto toca hablar de la cafetera que tenemos que tener en casa

 
Por increíble que parezca, rara vez las personas que van a comprar una cafétera raramente se plantean qué cafetera comprar en función de sus necesidades o de sus gustos.
 
No se plantean preguntas como: 
 

¿Cómo nos gusta el café? ¿Nos preocupa el coste de cada taza a largo plazo? ¿Necesitamos preparar cafes rápidamente, o quizá las prisas no son lo nuestro? ¿Qué cafetera de cápsulas es una opción, os es preferible tener una o varias manuales o una automática? ¿Nos interesa una cafetera que necesite muchos cuidados o una más práctica?

 
No te preocupes te daremos unas claves para acertar con la selección óptima para ti.
 
Si te gusta el café sabroso y con cuerpo, así como saborear todos sus matices y aromas, necesitas prepararlo con una cafetera de émbolo.  
 
Con una cafetera expreso, los sabores suelen ser intensos y estar mucho mas concentrados, y por este motivo es más difícil distinguir los matices del grano. 
 
Si valoras mucho preparar café con rapidez, por ejemplo para el desayuno por la mañana, tu mejor opción con las cafeteras expreso. 
 
En apenas unos segundos tendrás tu taza de café calentita y recién hecha. 
 
Las cafeteras de émbolo o las de goteo pueden tardar del orden de 5 o 6 minutos (en ocasiones más, si la cantidad que preparamos es grande) en tener el café listo para degustar. 
 
Las cafeteras de hidropresión también son rápidas, aunque el espresso no es tan auténtico ni tan concentrado como el de las cafeteras expreso.
 
Eso sí son mucho más económicas, por que realmente si eres un sibarita de la cafetera expreso te vas a dejar un dinero adquiriendo una de estas maravillosa pero no precisamente baratas cafeteras.
 
Si te gusta el expreso y tienes habilidades para lograr un buen café opta por una cafetera cafetera expreso manual.
 
Si prefieres pulsar un botón y esperar a tenerlo todo hecho, entonces opta por una automática. 
 
Mucho más caras las segundas que las primeras, así que si tienes habilidad tendrás que invertir menos que si no la tienes, que le vamos a hacer.
 
Si lo que te gustan los lattes y cappuccinos asegúrate de que tienen un vaporizador del leche.
 
Las profesionales tendrán una lanza de vapor y tendrás que usar jarras metálicas para conseguir la leche para el café.
 
Otro opción son aquellas que tienen compartimento de leche incorporado para conseguir leche ya vaporizada. 
 
También os digo que para  muchos será suficiente la cafetera de hidropresión que te saldrá mucho más económicas.
 
Pero si tienes claro que lo tuyo es la cafetera exprés tendrás que hacer una hucha tamaño gigante para poder comprártela, ya que hablamos no de cientos, sino de miles de euros.
 
Más de uno invirtió lo que invierten otros en una moto o incluso en un coche para hacerse con una buena cafetera expreso, si eres un profesional de la hostelería la inversión está totalmente justificada, pero genera más dudas si tu objetivo es sacar es un buen café en casa.
 
Te lo digo por que vas a tener que tomar muchos expresos en casas para justificar la inversión y que no te valga la pena tomarlos en tus cafeterías preferidas.
 
Cafetera roja en apartamento
 
¿Qué ocurre si compro una cafetera de cápsulas?
 
No sueñes con obtener un café ni remotamente parecido a un café expreso, e prepara el bolsillo para que o café que estás a tomar más que triplique el coste que pagarías por café en cualquier otro sistema de extracción.
 
Si lo tuyo es no complicarte tienes otras cafeteras fáciles de limpiar y de usar.  
 
Como las cafeteras de émbolo, y las italianas en menor medida,  debido a su ausencia de tecnología, pero aun así debemos de tener algo de cuidado con la limpieza de sus componentes. 
 
Ojo no todas son aptas para lavavajillas, y en principio limpiar con abundante agua limpia te soluciona el problema y no le otorga sabores al café.
 
Te gusta preparar el café con antelación y en grandes cantidades, lo ideal son las cafeteras de goteo con o sin cables. Son más lentas, pero te permiten dejar el café hecho.
 
También existen cafeteras italianas o cafeteras de émbolo (ambos tipos se comercializan en diversos tamaños) con capacidades grandes, en torno al litro, que resultan muy prácticas para atender visitas o reuniones.
 
Todos estos sistemas tienen el pequeño inconveniente de que su café es mejor degustarlo recién preparado. 
 
Lo único que os aconsejo es que si tenéis que conservar el café caliente no lo hagas con el hornillo de las cafeteras eléctricas de goteo, no es impresión tuya, realmente quema el café.
 
Lo mejor tener un buen termo, precalentarlo con agua, y verter el café recién hecho en cualquiera de esto sistemas en el termo.
 
Retirando previamente el agua que hemos utilizado para calentar el termo. 
 
Tened en cuenta esa sabia máxima de "Café recalentado café estropeado".
 
En cuanto al coste a largo plazo, las que más caras os saldrán son la de cápsulas, son rapidas, limpias, pero dan mal café, a un precio que duplica sino triplica el coste del mejor café de especialidad por cada taza, eso sí el café ya viene molido.
 
Y a todo esto recuerda que cuanto más fina sea la molienda que necesitas recuerda que tendrás que invertir más en un buen molinillo de muelas.
 
Atendiendo exclusivamente al precio de la cafetera -no al del café- las más económicas en promedio son las italianas y las de émbolo.
 
Tiene lógica si nos paramos a pensar que este tipo de cafeteras apenas incorporan componentes tecnológicos.
Por apenas 10 € puedes llevarte cualquiera de los modelos más básicos y si estás dispuestos a invertir unos euros más te llevas marcas de total garantía que te harán disfrutar de un gran café.
 

Algunos tipos de cafeteras

 

Antes de terminar te dejo cinco consejos que te ayudarán a mejorar drásticamente tu café:

 

1º Compra siempre café arábica de calidad.

O en todo caso blends de arábica con robusta de calidad a más del 90% de arábica que pueden ir muy bien si piensas en hace cafés expreso.
 
En todo caso de tueste reciente. 
 
Si piensas en cafés filtrados mejor arábicas 100% de tostado medio o bajo.
 
Pregunta por el origen y las características de cada café. Aunque no lo creas, diferentes cafés dan resultados muy distintos.
 

2º Muele tus propios granos.

Invierte en un buen molino de muelas no de aspas. 
 
Si vas a preparar un café expreso necesitas un molino muy preciso capaz de conseguir un grado de molienda fina adecuado para este café, con muchas opciones de regulación.
 

3º Muele el café inmediatamente antes de prepararlo.

No días, horas, ni siquiera minutos antes de su preparación, la diferencia entre un café recién molido y otro que ha sido molido hace tiempo es enorme.
 

4º Utiliza una molienda adecuada a cada cafetera.

  • Para una cafetera francesa conocida igualmente como de émbolo, para cafés de puchero o pota, o para la extracción en frío del café, la molienda debe ser gruesa.
  • Para la mayoría de los sistemas de filtro  utiliza un molido medio.
  • Para la italiana y otros tipos de sistemas de más presión (como la aeropress, una cafetera manual que pretende acercarse al resultado de una espresso) un grano intermedio entre media y fina.
  • La preparación del espresso requiere una molienda muy fina.
  • Necesitaremos café en polvo si queremos preparar un buen café turco.

5º prueba y juega.

Tendrás que hacer algunas pruebas previas hasta obtener el molido adecuado a tu cafetera. Descubrirás como varia el sabor de tu café con tan solo cambiar un poco el tipo de molido.
 
Y cuanto más cafés hagas mejor café obtendrás.

 

Como conclusión sobre qué cafetera y molinillo de cafe tener.

La cafetera y el molinillo de café va a depender del uso que le quieras dar, del tipo de café que te guste, y de lo que estés dispuesto a invertir para darte un capricho.
 
Tener claro cuales son tus objetivos facilitarán que elección pero no dejará de ser tu elección. Así que meditalo un poco.
 
Si te ha gustado el post no lo dejes abandonado compártelo en tus redes sociales.
 
Para cualquier comentario tienes el formulario.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior