Añadir nuevo comentario

Hacer café en cafetera italiana: 7 claves y un par de consejos

Haciendo café

Hacer café en cafetera italiana.

Aprende a hacer café en cafetera italiana, sí esa cafetera que tienes en la cocina quizá arrinconada y que le saca los colores a cualquier cafetera de cápsulas
Hacer café en cafetera italiana o moka realmente no es muy diferente a hacer café en cualquier otra cafetera.
 
Pero tiene sus particularidades que vamos a tratar a fondo en el post.

¿Qué es una cafetera Italiana?

La italiana conocida igualmente como cafetera moka, greca o macchinetta, en italiano, es un invento de origen italiano como tantos otros en el mundo del café. 
Es una cafetera que, de manera similar a la cafetera expreso, elabora el café haciendo pasar agua caliente presurizada por vapor, a través de café molido.
Eso sí la presión que alcanza es mucho menor que la expreso apenas dos bares, en realidad 1,5, de presión en la italiana por los 9 bares de presión en la cafetera exprés.
 
Es un clásico en muchas cocinas y posiblemente el método más habitual de preparar un café para muchos de vosotros, a pesar del auge de las cafeteras de cápsulas que la publicidad ha metido en nuestras casas cuando son quizá el peor método de extracción.
 
Sí, esas cafeteras pequeñas que nuestras madres y abuelas ponían en el fuego y en un minuto inundaban de un maravilloso olor a café casero toda la casa.
 
Se la debemos al ingeniero e inventor italiano inventor Alfonso Bialetti que la crea en 1933, cuya compañía, Bialetti continúa produciendo el mismo modelo, denominado Moka Express, aún hoy en día. 
La cafetera italiana es uno de esos diseños convertidos en icono atemporal, que no pasa de moda ni necesita apenas actualizarse.
Hoy son multitud las marcas en las que puedes encontrar una cafetera italiana, con múltiples retoques diferentes a la idea original de Bialleti.

Ventajas de hacer café con cafetera italiana

Son muy económicas desde 15 euros las que quieras, por algo más de 30 tienes las bialetti. Yo las he visto a 3,5 euros, ahora bien si buscas diseño pueden llegar a costar más de cien euros. Como ves con precios para todos los bolsillos.

Las puedes encontrar en cualquier ferretería y por supuesto en tienda especializada en café, y con una búsqueda por cafetera italiana tendrás cientos de opciones en internet.

Las tienes en todos los tamaños que puedas necesitar, desde una taza hasta doce lo que quieras.

Su capacidad para hacer un café de muy buena calidad, con cuerpo y gran intensidad, las hacen muy populares, sobre todo en el Sur de Europa donde gusta más este tipo de café que el café filtrado del norte del continente.

Resumiendo las ventajas de hacer café con cafetera italiana:

  1. Sencilla y fácil de usar
  2. Rápida, Café listo en un par de minutos y te despreocupas del tiempo en su elaboración
  3. Fácil de mantener y limpiar
  4. Hasta 1,5 bares de presión
  5. Es una cafetera más económica y versátil
  6. La taza de café también sale muy económica
  7. Puedes elegir la marca y tipo de café que quieras, espero eso sí que sea Cafés Sabora.
  8. Puedes hacer varias tazas a la vez

Cómo funciona una cafetera italiana

Tan sencilla como ingeniosa, un ejemplo perfecto de ingeniería simple aplicada a hacer café.

La cafetera se divide en tres piezas principales

  1. Una base o cámara depósito

  2. Un embudo con un filtro que deja subir el agua, pero que impide que baje el café molido al depósito inferior.

  3. Una cámara superior con forma de jarra con tapa, que además cuenta con un filtro más fino y una goma en la parte inferior para impedir los escapes de agua.

Funciona al aplicar calor inferior a la cafetera preparada con agua y café molido, la temperatura calienta el agua hasta los 90 °C, creando una presión que eleva el líquido antes de que entre en ebullición.
Esto es clave par obtener buen café, ya que sin la presión el agua herviría sobre los cien grados. Y ya sabemos que el agua hirviendo y el café no son los mejores compañeros.
 
El agua caliente sube y atraviesa el embudo del café, que la infusiona, y sigue elevándose por los conductos, pasando por los filtros, hasta la chimenea de la jarra superior, saliendo por su abertura y llenando dicha cámara recolectora.
 
Cuando la base está casi vacía, se forman burbujas y se emiten un silbido perfectamente reconocible por todo el mundo.
 
Y que a mí, a título personal, me acerca a la felicidad.
 
Cafetera italiana. Partes que la componen

Claves para hacer café en una cafetera italiana.

Antes de meternos de lleno un consejo breve si estás aquí porque te has comprado una y es la primera vez que la vas a usar.
  1. Conviene separar todas las piezas y enjuagarlas con agua tibia y secarlas bien, sin usar detergente.

  2. También es recomendable hacer un primer café para desecharlo antes de degustar, no hace falta que utilices el mejor café para esto, simplemente cualquier café que se te haya pasado un poco sirve.

1ª Elige un café de calidad

Cualquiera de los Cafés Sabora te servirán.
En general mejor un arábica de tostado natural medio hará un gran café en esta cafetera.
Sobre gustos no hay nada escrito y tú puedes tener otro diferente, pero la calidad del café es fundamental para que nuestra bebida salga bien.
Es importante que sea de tueste natural -jamás torrefacto ni mezcla de natural con torrefacto-, 100% arábica o un blend con robusta de calidad en promociones 90% - 10% robusta estará bien, según nuestra preferencia.
Y recuerda el café es un ingrediente delicado.
 
Sensible al contacto con el aire, al calor y a los olores externos, que empieza a oxidarse y perder aroma en cuanto se tuesta y, más aún, cuando se muele.
 
Esto nos lleva al punto dos.

2ª Muele justo antes de hacer café en cafetera italiana.

Sin duda debes moler siempre justo antes de hacer el café, ya que el café pierde propiedades de aroma y sabor muy rápidamente una vez molido, hablamos de unos cuantos segundos.
Siempre el grado de molienda para este tipo de café es una molienda fina.
 
Café preparado con cafetera italiana requiere una molienda fina porque el agua a presión penetra en el café a una velocidad muy rápida. Por lo tanto, cuanto más fino sea el molido, mayor será la disolución de las partículas del café.
 
  • Ahora bien menos fina que para una espresso donde el agua pasa a mayor presión y velocidad que en la italiana.

  • Ni tan grueso como en las cafeteras de filtro en las que ya necesitamos un molido medio.

El grado de molienda debe de ir hacia la textura de sal de mesa. Podeis leer el post Aprende a moler café en función de la cafetera que usas.
 
Una gran idea es invertir en un molinillo de café de muelas para moler nuestros granos al momento.

3ª Llena el depósito por debajo de la válvula de la italiana con agua templada de calidad.

Es interesante utilizar a agua mineral de calidad de mineralización débil, sí esas recomendadas para los bebés, que garantizan que no tiene mucho sodio, que nunca querremos en nuestro café pues produce amargor.
 
Podemos calentar el agua antes de verter en el depósito hasta que esté templada, recordemos que tendremos que enroscar la cafetera y lo último que queremos es tener un accidente con agua muy caliente.
Lo que se persigue al calentar un poco el agua es evitar que el café molido se calienten demasiado antes de que comience a hacer infusión en la cafetera.
La base de la cafetera sube mucho de temperatura antes de que el agua se eleve, más aún si está fría.
 
Esto puede quemar ligeramente el café, estropeando su aroma y sabor, produciendo incluso un café más amargo.
Llenamos de agua el depósito de la cafetera hasta justo debajo de la válvula, importante porque es la medida justa para la ratio de café que vas a cargar en el embudo superior y por seguridad pues esa válvula está pensada para aliviar el exceso de presión en caso de que se produzca.

Hacer café con una cafetera italiana

4ª Llena el cacillo con café recién molido.

Recuerda café molido fino.
Es una cafetera fácil de  usar porque no tienes ni que pesar en ratios de agua y café.
Agua por debajo de la válvula el agua, y café llenando el capillo sin presionar.
A diferencia de las cafeteras exprés, una moka no necesita compactar el café molido, es más podría estropear la cafetera.
 
Nivela el café sobrante con un cuchillo o cucharilla.
 
Limpia lo que haya podido quedar en los bordes del cacillo; un pincel es útil para esta tarea.
 
Cierra la cafetera.
 
Comprueba antes que la goma está en perfecto estado, blanca y sin signos de moho o roturas. Te recomiendo que tenga siempre un recambio en casa para la goma de la cafetera, no es caro. Cambia la goma ante cualquier signo de deterioro.
 
Ahora sí, encaja la parte superior sobre el depósito de agua.
 
Con cuidado de no quemarte al tocar la base, encaja la jarra superior sobre el embudo de café, girando bien pero sin pasarte de fuerza, agarrándola por el cuerpo y no por el asa.
 
Comprueba que ha quedado bien cerrada, si no podría salir el vapor por la junta y podría no subir el café como debería.

5ª Pon la cafetera a calentar con la tapa abierta

Coloca la base, si no está ya, sobre el fuego de la cocina o de la placa con su tamaño correspondiente.
 
Si es gas o fuego que la llama no sea pase por los laterales de la cafetera, es decir, ajusta la llama al diámetro de la cafetera.
 
No tengas la fuente de calor a máxima potencia, si tienes una vitrocerámica, por ejemplo, y va de 1 a 10 en cuanto a potencia del calor, el 7 o el 8 seguramente serán más que suficiente,
Es mejor que el café suba lentamente y no a borbotones se obtiene un café más equilibrado y menos amargo.
La tradición manda dejar la tapa abierta, casi todos los italianos lo hacen, pero tenemos detractores de esta costumbre que argumentan que así se pierden compuestos aromáticos volátiles.
 
Yo tengo que reconocer que la dejo abierta, pero tú haz lo que consideres oportuno.
 
¿Por qué dejo yo la tapa abierta?
  1.  Puedo ver directamente cuándo sale la infusión. Compruebar que lo hace a un ritmo estable, sin salir de golpe con demasiado brío y sin demasiada lentitud, lo que permite corregir la potencia.

  2.  Con la tapa abierta, al menos en teoría el café se calienta un poco menos, y a mí me parece que sale más equilibrado y diría que menos amargo

Cuando ves que el café está subiendo baja el fuego otra posición más, es decir al 6, y cuando sube con mucha alegría cierra la tapa.
Todo este proceso de disminuir la temperatura del fuego es importante porque hará que el agua se caliente más lentamente y, por lo tanto, esté en contacto más tiempo con el café en su subida hacia la parte superior.
El resultado es un café con más sabor, y quien no quiere un café con más sabor.
Cuando notes el típico silbido de que está terminando el proceso, apaga el fuego y espera unos segundo a que se complete el proceso.

6ª Para terminar abres la tapa de la cafetera italiana y revuelve el café con una cucharilla lentamente para que se distribuya uniformemente.

Listo para servir, no dejes que se enfríe.
 
Puedes utilizar la misma cafetera, o si prefieres servirlo en otro recipiente no olvides precalentarlo antes con agua caliente para que no haya un choque termino que enfríe el café.

Una recomendación final.

 
No utilices detergentes o lavavajillas sobre todo si es tu italiana es de aluminio.
 
Es un material que absorbe demasiado los sabores extraños y podría afectar al gusto del próximo café.
 
Olvídate de meterlas en el lavavajillas para lavarla.
 
Si enjuagas con abundante agua templada, y utilizas un estropajo suave que no ralle las superficies metálicas, quedará perfecta sin utilizar nada más.
 
Tu cafetera italiana con un minino mantenimiento pasará de generación en generación sin problema.
 
Piensa en hacer revisiones periódicas a fondo de la abertura de la jarra y los filtros, por si quedaran obstruidos con restos de café, o la goma pierde el color blanco, o se estropea el cacillo; son piezas que se pueden reponer sin problemas en cualquier ferretería a muy bajo coste.
 
También te puede interesar:
 
 
 

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Director del Proyecto : Federico Asorey Consultoría e-Commerce
© Copyright 2020