El café con hielo: es un crimen tomárlo?

Café con hielo

El café con hielo. ¡Qué ilusión! Llega el verano, el calorcito y la playa, y sí amigo a mi también me apetece tomarte un café fresquito.

O para que nos vamos a engañar, frío de c....
 
Es entonces a todos se nos ocurre echarle un hielo o dos al café y arreglado ya tenemos un café fresquito.
 
Es que somos humanos a treinta y cinco grados el café con leche con el que tanto disfrutas una mañana cualquiera del otoño ya no parece tan atrayente en pleno verano.
 
Aun sabiendo que podemos ofender a algún purista que lo considerará un sacrilegio, quizá si tomamos unas medidas mínimas no será para tanto.
 

Esta modalidad de café, también llamado café solo con hielo, es una forma habitual de tomar café en España pero es muy poco común fuera de nuestras fronteras.

 
Hace unos 20 años pedí uno en un local de Túnez, además de explicar como era el proceso, y vinieron cuatro camareros a mirar como terminaba de mezclar el café con el hielo.
 
En mi descargo diré que ese día había 38º Centígrados a la sombra
 
Tengo que decir que en España no es un café no empleado para el desayuno, sino que se utiliza para terminar una comida, o a media tarde cuando realmente aprieta el calor.
 
 

¿Cómo hago un café con hielo?

 
En su versión más básica no es mas que hacer un buen expreso, que se mezclará con una o dos cubos de hielo.
 
En caso de usarse azúcar conviene servirlo en el café caliente, antes de verter el café en el hielo, que generalmente se viene en un vaso de vidrio.
 
El café con hielo, se debe servir con doble vajilla:
 
Una para diluir el azúcar y otra para mezclar con el hielo. 
 
Si el café expreso se sirve directamente en el vaso con hielo, será difícil añadir el azúcar y verdaderamente complicado el acto de removerlo.
 
Sobre este vaso con el hielo se vierte el café desde la taza de café, trabajo que hay que reconocerlo requiere cierta habilidad para no acabar derramando el café por la mesa, o lo que es peor por el mantel.
 
Por eso se debe servir el hielo en un vaso bajo y ancho, en el que volcará el expreso una vez mezclado con el azúcar, si la persona que lo va tomar le gusta endulzarlo.
 
Una vez el café está en el baso solo queda revolver un poco y deja que el hielo enfríe el café.
 
Listo ya puedes tomarlo.
 
Te aseguro que si el café es bueno, el hielo procede de un agua de calidad, el resultado no puede ser malo.
 

Unos consejos para que el café con hielo salga como quieres.

 
  • Unos hielos grandes y compactos tardarán más en aguar la bebida, por lo tanto decídete por ese tipo de hielo.
  • Lo mejor es que hagas café y después lo congeles para obtener los hielos que vas a utilizar.
  • Usa este café congelado para enfriar el café obtendrás un café menos aguado y más potente que si sólo usas hielo de agua congelada sin más.
Cómo ves los cubitos con café también pueden servir para no aguar el producto final.
 
Incluso los puedes utilizar para añadirle algún sabor de manera progresiva y sutil. 
 
Antes de congelar el café para hacer hielo prueba a echarle un chorrito de anís o de coñac para hacerte un carajillo frío progresivo y suave.
 
como hacer un café con hielo
 

El hielo, incluso cuando empieza a derretirse, transforma el café, pero eso no tiene por qué ser malo. 

Simplemente se cambian  unas características por otras:
 
  • Puede acentuar la acidez, que es la característica más perceptible cuando baja la temperatura. 
  • Y al reducir la concentración de la infusión volvemos la bebida más dulce. 
  • Si es un café amargo, vamos a reducir ese amargor con la presencia del hielo.
  • Si partimos de un café ya de por sí con una elevada acidez, al mezclarlo con hielo la acidez posiblemente se nos dispare y se convierta en una bebida menos agradable

Hay una fórmula si no queréis evitar que el hielo interfiera con el sabor del café, o al menos os permita disfrutar de un café frío con la menor intromisión del hielo: 

 
Usa una coctelera. 
 
Dentro de esta hay mucho espacio, y al agitarla muy fuerte el hielo no se calienta tanto.
 
Incluso puedes aprovechar para endulzar el café.
 
 
 
 
Ahora bien, aquellos que prefieren un café más liviano, en el que el amargor no se acentúe tanto encontrarán su ideal en esa clásica combinación o en bebidas como el Cold Brew.
 

 

¿El Cold qué? El Cold Brew

 
Cold Brew expresión inglesa que  hace referencia que se consigue haciendo una infusión en frío durante un largo periodo de tiempo, tiempo que depende mucho de los matices que quiere conseguir quien lo prepara.
 
Sabemos que la extracción del café depende de dos factores fundamentales del tiempo de extracción y de la temperatura a la que el agua infusiones el café.
 
A mayor temperatura menor tiempo de extracción será necesario.
 
Así un café expreso puede hacerse en apenas treinta segundos por la presión y temperatura a la que pasa el agua por el café.
 
En este caso estaríamos al otro extremo una temperatura del agua incluso por debajo de la temperatura ambiente, y un tiempo de extracción de varias horas.
 
El Cold Brew es el proceso de preparación de un café frío en el que en ningún momento entra en juego el aumento de temperatura para hacer la infusión. 
 
No estamos preparando un café caliente de forma tradicional para luego enfriarlo como en el caso del café con hielo.
 
Se trata  de hacer el café en frío desde el principio hasta el final de la preparación.
 
El Cold Brew nos brinda un café ligero pero con cuerpo, lleno de matices y sabores intensos, precisamente por las características especiales de esta forma de hacer la infusión. 
 
El café  conserva todos los nutrientes, es la solución perfecta para que los más sibaritas puedan disfrutar de un café refrescante que responda a las demandas de aromas y sabores de los más exigentes.
 
café cold brew
 

Existen diferentes tipos de cafeteras por goteo que te permiten hacer cafés Cold Brew como la que ves en la imagen superior.

Las hay de diferentes formas o tamaños pero basicamente toda se basan en el paso lento del agua por el café para obtener una infusión.

Cuando se expone el café molido al agua caliente, este libera aceites que contienen componentes ácidos y esto es lo que le da su famoso sabor.
 
Con el proceso de Cold Brew el café molido no entra en contacto con agua caliente entonces no libera estos aceites, teniendo como resultado un café más suave y menos ácido. 
 
Además la baja acidez permite que se destaquen otros sabores del grano. 
 
El gusto a chocolate, frutas o nueces se perciben con mayor facilidad en el Cold Brew, así que disfrutarás tomando un café con este sistema si se trata de un café de calidad.
 

¿Pero puedao hacer un Cold Brew en casa sin necesidad de una de estas cafeteras?

Por supuesto.
 
Con un buen café molido grueso y agua de calidad en una cafetera de émbolo también conocida como Prensa Francesa y déjalo en la nevera 12, 14, 20 o 24 horas. El tiempo dependerá en gran medida de la temperatura del agua a menor temperatura más tiempo.
 
Como referencia para preparalo podemos tomar:
 
  • 100 gramos de café por cada litro de auga.
  • Hechas el café viertes el agua fría.
  • Remuévelo de vez en cuando.
  • Pasado ese tiempo prudencial del que ya hemos hablado, lo filtras y listo. 
 
El tipo de café debería escogerse en base a lo que queramos hacer con él. 
 

Con un blend normal de expreso será fantástico para tomar con leche, mientras un café más ácido arábica 100% irá mucho mejor sólo.

Aquí tenéis una solución para tomar otro café fresquito este verano, eso sí, requiere más paciencia para hacerlo.

 

cafe cold brew con nitrogeno

 

Como curiosidad os diré que existe una versión de cold brew en versión nitro.

 
Añadiéndole nitrógeno, no os asustéis no es más que el gas que lleva la cerveza Guinness, se consiguen que el café tenga una textura cremosa, espumosa y parezca casi otra bebida. 
 

Retomando el tema del café con hielo ¿Me puedo tomar un café con leche y hielo?

 
Perfectamente, aquí en lugar del expreso sólo la base es el café con leche.
 
El procedimiento es el mismo por lo que no vamos a insistir en él.
 

Las opciones para tomar un café fresquito son tantas como la imaginación que tengas para prepar el café.

 
El café frío con leche no es la combinación más popular en nuestro país,  es una opción muy válida, sobre todo por la mañana.
 
Si ya lo tuyo es que te va la marcha del sabor dulce, puedes hacer un café que es un autentico bombón, que se consigue mezclando 30 mililitros de su Cold Brew con la misma cantidad de leche condensada y unos cubitos de hielo. 
 
Vale que no sirve para una dieta, ni para un diabético, pero los que disfrutas con lo dulce os va gustar.
 
En algunas zonas, es frecuente servir el café con hielo con una rodajita de limón, o incluso con unas gotas de zumo de este cítrico, lo que le aporta un curioso e interesante sabor y unas notas de frescor que lo acerca al sabor de un refresco.
 
Tenemos por delante un verano largo y caluroso, pero café fresquito para hacerlo más llevadero no nos va a venir mal, no?
 
Si eres un purista par los que el café no se toma de otra manera que no sea espresso, cortísimo, solo no te va convencer el post, así que sólo agradecerte haber llegado hasta aquí.
 
Pero a los que os guste probar otras cosas, el café con hielo o el Cold Brew, son una opción.
 
Buen verano y mejor café amigo cafetero.

Comentarios

Deliciosa y refrescante combinación para estos tiempos calurosos de verano.

Entra a caffeineaddicts.com.

 

Hola

A nosotos tambien nos parece suna solución fantastiscapar el verano el café con hielo. 

La otra solución está en los cafés Cold Brew o cafés extraidos en frio.

Le hecharemos un vistazo a tu web.

Saludos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Top