Qué es el café soluble

Cucharada de café soluble

 café soluble: ¿Qué es?

El café soluble está hecho de auténtico café que se ha procesado para conseguir que puedas hacer una café de manera instantánea simplemente con añadir agua

¿Cómo se consigue el café soluble?

Para ello los granos se han tostado, molido, infusionado en el momento de empezar su camino para ser cafés solubles.
 
El café soluble comienza su proceso haciendo previamente una infusión de ese mismo café.
 
Lo que lo convierte en café instantáneo es que se le elimina el agua dando lugar a unos cristales de café deshidratados.
Es decir el café instantáneo no es más que un café al que se le ha eliminado el agua.
 
Para volver a obtener café solo tienes que verter ese café en agua si quieres lograr un café instantáneo sólo, o en leche si lo que quieres tomar es un café con leche.
Cuando sumerges los cristales de café en el liquido se disuelven el café soluble a está listo para ser consumido.

Existen dos formas de eliminar el agua del café para obtener un café soluble.

1º Proceso de liofilización. 

La liofilización es uno de los procesos por los que se puede obtener café soluble.
Así todo el café liofilizado es café soluble, pero no todo el café soluble es café liofilizado.
Convine recordar esto por qué en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos absolutos y no lo son.
 
La liofilización consiste en congelar el extracto de café a temperaturas muy frías, sobre -50°C, con esto se pretende evitar la pérdida de aromas y de atributos de la bebida. 
Intentaré explicarlo con mis escasos conocimientos de química.
 
Al ser sometido a un vacío profundo, de menos de una milésima de la presión atmosférica, se posibilita con una adición marginal de calor que el agua remanente en el extracto congelado pase directamente del estado sólido, hielo, al gaseoso, vapor, en un proceso conocido como sublimación.
 
El hecho de que el producto permanezca a temperaturas muy bajas y sin contacto con aire caliente, recordemos que está al vacío, permite que aromas permanezcan al menos en cierta medida en los granos de café liofilizado.
 
El video explica como muy bien el proceso técnico por otra parte complejo para eliminar el agua del café soluble en este proceso de liofilización del café.
 

 

2º Atomización del café

Primero se hace una infusión de café en un proceso similar al descrito en el anterior paso. 
 
Es el proceso pionero que se utilizó en la fabricación de café soluble.
 
El proceso toma el líquido resultante del proceso de percolación y lo seca con aire caliente a muy alta temperatura. 
Debido a esta alta temperatura los aromas y compuestos organolépticos volátiles se pierden en una altísima proporción, lo cual hace que el café soluble final sea realmente distinto en sabor a un café fresco, recién tostado y molido.
Durante este procedimiento, el café concentrado se pulveriza en la parte superior de una torre muy elevada, junto con aire caliente, a 250ºC y a contracorriente. 
 
Debido al calor del aire, el agua se evapora según va cayendo y se deposite el polvo. 
 
Al final del proceso lo único que queda es café en polvo seco.
 
El secado por pulverización es un método mucho menos eficiente que la liofilización, pero debido a que se necesitan unas temperaturas muy altas para este proceso, se pierden muchas de las propiedades naturales del café.
 
No voy a defender que de la liofilización se pueda obtener un gran café.
 
Un gran café sólo se obtiene de un buen café recién tostado y molido justo en el momento de infusiones.
 
Pero si podemos decir que el café que se obtiene es mejor en la lidofilización que en el proceso de Atomización.
 
En el café soluble como existen calidades,  ya  que el proceso sea liofilizado o no, no determina que el café utilizado sea  de tueste natural, torrefacto o mezcla, que se utilice sólo café arábica, sólo robusta, o un blend de ambos en distintas proporciones, o incluso que para obtenerlo se  haya usado un café de calidad alta, media, o baja, etc.
 
Todos estos condicionantes y algunos otros influyen en la calidad del café, y  que el café sea liofilizado o no nos informa de ninguno de ellos.

¿Existen cafés solubles descafeinados?

La respuesta es sí, de hecho nosotros no comercializamos café soluble pero sí tenemos un descafeinado soluble.
 
Para controlar su consumo de cafeína puedes optar por marcas con menor cantidad de cafeína como aquellas que están elaboradas con cafés arábicas o pasar directamente al descafeinado soluble.
 
Sabiendo que esta última opción supone un una transformación más que es la eliminación de la cafeína del café.
 
Si quieres saber algo más de como se le quita la cafeína al café siempre puedes leer el post: No es lo mismos desafinar con agua que con cloruro de metileno.
 
El café y su cafeína.

Uso y conservación del café soluble

Compra un formato en consonancia con el consumo real que vaya a hacer de café soluble. Una vez abierto debes consumirlo antes de 4 a 6 semanas.
 
Su vida útil puede ser de varios meses si no lo has abierto, se almacena bien sellado, lejos del calor,  del aire, de la humedad y de la luz.
 
Los sobre son una solución ideal si el consumo es esporádico por que mientras no se habrá el sobre la conservación será de meses.
 
Para conservar y preservar el aroma del café soluble, elija un sitio fresco y alejado de la humedad, como un armario o un frigorífico no frost.
 
La cantidad adecuada para la preparación es una cucharadita por cada 100 ó 125 mililitros de leche o agua, no obstante, se puede aumentar si se prefiere el café algo más cargado.
 
chucharilla con café soluble

Un poco de historia del café instantáneo para finalizar.

El primer café soluble, en polvo o granulado, que de todas estas formas se le conoce fue presentado por primera vez a fines del siglo XIX por Satori Kato, pero fueron George Washington y Federico Lehnhoff los empresarios que primero lo comercializaron.
 
Su difusión como muchos otros inventos relacionados con la alimentación, como la conservas, fue impulsado por necesidades militares, los militares vieron en este café soluble una forma efectiva de proporcionar café a los soldados.
 
Así su consumo se habría popularizado durante la Primera Guerra Mundial. Se empacaba en sobres para los soldados lo pudiesen consumir en el frente.
 
Pero para que llegase a tener una mayor calidad hubo que esperar a la  aparición de la sofisticada técnica de la liofilización en el año 1960, lo que permitió tener un café instantáneo de mejor calidad, sabor y aroma que el se conseguía y se consigue con el sistema de atomización del café.
 
Espero que te haya quedado algo más claro que es un café soluble y cómo se obtiene.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Director del Proyecto : Federico Asorey Consultoría e-Commerce
© Copyright 2020