Qué tipos de té existen y qué aporta cada variedad.

Tipos de té

Hoy hablaremos de los tipos de té y que aportan cada uno de ellos al cuerpo humano. 

Sí amigos seremos infieles al café por un día, ya que el forma parte de los productos que trabajamos, qué menos que hacerle un pequeño homenaje en forma de post a esta estupenda bebida.
 
El té original procede únicamente del cultivo del arbusto conocido con el nombre de "Camellia Sinensis", comúnmente llamado planta del té. 
 
No confundir con el árbol del té, "Melaleuca Alternifolia", del que curiosamente no se obtiene té sino que se extrae un aceite con multitud de usos.
 
El arbusto del que se obtiene el té es un arbusto frondoso, llega a medir hasta seis metros de altura y posee una gran resistencia al frío. 
 
En invierno, florece brotando una flor blanca muy similar a la de la camelia. 
 
Sus hojas tienen alrededor de un 5% de cafeína, que muchas veces cuando se habla de té se conoce como teína.
 
campo de té cultivo
 

Las formas en que puede llegar el té a tu taza son muchas, aquí nos centraremos en los seis tipos de tés más populares y de que aporta cada una de esas variedades de té. 

 
Algunos propiedades son comunes a todas ellas, tienen un alto poder estimulante que le otorga la presencia de la cafeína.
 
Contribuyen a incentivar la pérdida de peso, por lo que suele tomarse cuando estás en esos momentos de querer adelgazar. 
 
La Tila, el Poleo Menta o la manzanilla son otras de las muchas infusiones que existen con efectos positivos para la salud de quienes las consumen, y que también trabajamos en Cafés Sabora.
 
Pero centrémonos en

 

Tipos de té

 
Existen seis variedades esenciales: rojo, verde, blanco, azul, negro, y quizá el menos conocido el té amarillo.
 
 
Además existen en el mercado multitud de mezclas entre ellos y con otras infusiones dando lugar a un amplio abanico de posibilidades de consumir té.
 
Las características del producto final varía en función de la edad de las hojas recolectadas y del proceso de fabricación.
 
Tipos de té pola sua forma de producción
 
Sin ninguna duda, conviene ir probando diferentes tipos de té e infusiones para ver cuál es el que más te gusta.
 
Pero igualmente quizá te apetezca conocer algunas de estas propiedades para elegir el mejor té según tu estado de salud.
 
 

Té amarillo

Quizá el menos conocido pero muy apreciado por los entendidos.
Podríamos clasificarlo como un té entre el té blanco y el té verde.
Debido a su escaso fermentado, ya que la fermentación se detiene en el caso de este té, dotándolo de un suave y sutil aroma. 
 
Si tomas un té amarillo:
  • Aumentará tu capacidad de concentración.
  • Contrarrestarás la aparición de caries por el elevado contenido en flúor.
  • Es diurético y antioxidante.
  • Tiene una gran cantidad de minerales como hierro, fósforo y magnesio.
 

Té Azul

Hasta hace unos años no era muy común por esto lares hoy está de moda, también es conocido como oolong.
 
n realidad tiene características tanto del té verde como del negro. 
 
Los brotes se dejan secar al aire durante una hora aproximadamente para posteriormente dejarlos terminar de secar dentro de un ambiente cerrado.
 
Se pretende detener la fermentación mediante la oxidación o vaporización para conseguir una semi-fermentación que da lugar a este té.
 
Entre sus características más destacadas:
  • Acelera el metabolismo por lo que ayuda a adelgazar.
  • Es un gran antioxidante y actual contra los radicales libres, es decir contra el envejecimiento celular.
  • Suele ser visto como un elemento que previene la aparición del cáncer.
  • Mejora la digestión.
  • Combate el colesterol elevado.
  • Ayuda a preservar el sistema cardiovascular.
  • Es bueno para la piel.
 

Te verde

Ya que lo hemos mencionado hablemos del té verde.
 
Quizás a día de hoy, al menos, en lo que aporta a la salud es el más conocido de los tés.
 
Apenas tiene oxidación, ya que el proceso de secado y la detención del proceso de fermentación se realiza inmediatamente después de la recolecta.
 
  • Es bajo en teína o lo que es lo mismo en cafeína por lo que no tienes tanto efecto en el sueño o el nerviosismo que pueda generar la teína.
  • Es rico en minerales y aporta vitaminas A ,C y E.
  • Es uno de los tés que más antioxidantes contiene.
  • Como sea que previene envejecimiento celular parece que reduce el riesgo de padecer cáncer.
  • Parece que es un hepato-protector, o si lo prefieres, protege el hígado.
  • Parece haber estudios que indican que reduce el estrés.
  • Favorece la reducción de glucosa en la sangre.
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Estimula el sistema inmune.
  • Previene infecciones de oídos, resfriados y gripes.
  • Alivia las alergias.
  • Previene caries.
  • Fortalece la memoria.
  • Reduce el riesgo de artritis.
  • Ayuda a combatir el envejecimiento.
  • El té verde estimula el metabolismo y ayuda a adelgazar.
  • Protege contra el Parkinson y el Alzheimer.
  • Ayuda a fortalecer los huesos.
  • Ayuda a bajar el colesterol.
Parece entonces que si te gusta no debes de privarte de tomar un buen té verde, aporta mucho.
 
Distintos tipos de té en saco
 

Té negro

Otro de los tés mencionados el té negro es un té que posee un sabor fuerte e intenso, sabor que además no pierde a lo largo del tiempo. 
 
Las hojas pasan por un proceso completo de oxidación, responsable del color negro que posee el producto final. 
 
Además de hacer que su aroma sea más fuerte y que los niveles de cafeína sean mayores que en otros tipos de tés.
 
Alguna de sus propiedades son:
  • Reduce el riesgo de ataques de corazón ya que contribuye a la mejora de la dilatación y contracción de los vasos sanguíneos.
  • Reduce los peligros de sufrir problemas cardiovasculares gracias a que ralentiza la formación de placas de ateroma.
  • Ayuda al estado de alerta mental y favorece la concentración, y ayuda a la memoria a corto y largo plazo, agiliza el procesamiento de la información por nuestro cerebro, favoreciendo el aprendizaje de manera muy parecida a cono lo hace el café.
  • Además mantiene tu pelo sano.
  • Ayuda a la prevención de caries gracias a su contenido en flúor.
  • Alivia los dolores de cabeza debidos al cansancio por la teína o cafeína que contiene.
  • Es diurético y depurador, y estimula el metabolismo
 

Té blanco

En China le atribuían el poder de otorgar la inmortalidad y la eterna juventud.
 
Quizá los chinos se hayan dejado llevar por un exceso de entusiasmo hacia el té blanco.
 
Pero si tenemos que decir que es considerado el tipo de té de gran calidad tanto en propiedades como en sabor. Para su elaboración se seleccionan los brotes más jóvenes y tiernos, cosechándolos antes de su oxidación.
  • Es uno de los tés más rico en antioxidantes.
  • Por lo tanto nos ayuda a combatir el envejecimiento.
  • Ayudando a nuestro cuerpo en la lucha contra los radicales libres y el envejecimiento celular.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer, así como de enfermedades cardiovasculares.
  • Protege frente a enfermedades hepáticas, mejorando la salud del hígado.
  • Ayuda a bajar peso.
  • Cuida también piel y cabello.
  • Ayuda a aumentar la producción de serotonina y dopamina en el cerebro, neurotransmisores clave para elevar el ánimo y mantenernos alerta.
 

Terminaremos con el Té Rojo

No por ninguna razón concreta sino por que el azar lo ha querido así.
 
El té rojo también conocido como "phu erh" o “té de los emperadores”, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde.
 
Se trata de un té con post-fermentación, requiriendo su maduración durante un largo periodo de tiempo en bodegas. 
 
Tiene un sabor y aroma peculiares, así como ese color rojo oscuro característico.
 
Gracias a la doble fermentación que realiza este té posee unas características muy favorables para el organismo.
 
  • Incrementa la potencia del sistema inmunológico.
  • Ayuda en las digestiones pesadas.
  • Previene la aparición de caries por su contenido en flúor.
  • Ayuda a reducir el peso y los niveles de colesterol LDL.
  • Gran función de depuración por su efecto sobre hígado y bazo. 
  • Resguarda y ayuda al metabolismo del hígado.
  • Tiene excelentes propiedades diuréticas.
  • Ayuda a regular el colesterol
Lo que hace el té rojo un té fantástico para dietas de adelgazamiento o de depuración del cuerpo.
 
 
Dicho esto y todo de carrerilla parece que el té es bueno para todo pero tenemos que decir que se desaconseja su consumo en caso de embarazo o a mujeres en época de lactancia de sus bebes.
 
Parece que tampoco es muy bueno tomarlo si tienes anemia, ya que aunque aporta grandes cantidades de hierro, contiene igualmente taninos que bloquean la absorción de este hierro.
 
Aunque en menor cantidad que el café, el té contiene cafeína.  Sí tu taza de té tiene cafeína, y dicho sea de paso la de chocolate también.
 
Tómalo con moderación si eres nervioso o hipertenso por qué puede aumentar tu nerviosismo o tu tensión.
 
Dentro de un consumo moderado, incluido en  una dieta adecuada, y si no existen contraindicaciones que indique tu médico, no parece mala idea tomar una taza té de vez en cuando.
 
Saludos y hasta el próximo post.
 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior