Cómo el café se ha convertido en motor del mundo

Mapa del mundo formado por granos de café.

El café, algunos datos conocidos:

Puede parecer que el titulo del post exagera, lo aceptamos, pero no tanto como puedas pensar en principio.
 
A por lo datos:
  • El café es la segunda mercancía más comercializada del mundo tras el petróleo. 
  • Unos 125 millones de personas viven de su cultivo, a los que tenemos que sumar los que viven de la transformación y comercialización del mismo, desde su tostado hasta los locales donde se sirven.
  • Al año se viene a consumir unas 400.000 millones de tazas de café, siempre taza arriba, taza abajo.
  • Estados Unidos es el mayor importador de este producto, y Brasil es el principal país productor y exportador de café del mundo. 
  • Si hablamos de cafés arábica de calidad destaca Colombia que comercializa sólo la variedad Arábica, el cien por cien de su café es de esta variedad.
  • El consumo de café crece día a día, ha aumentado un 95% en los últimos 35 años, llegando a la espectacular cifra de casi 10.000 millones de kilos de café al año. 

¿Cuál es el consumo de café en el mundo?

Todos los días, en el mundo, se beben entre 1,600 y 2 mil millones de tazas de café. 
 
El 65% de estas tazas se toman por la mañana.
 
De media una persona que habita el planeta consume 1,3 kilos de café en 365 días que dura año. Eso sí existen diferencias abismales entre países.
 
Cada estadounidense de media consume cuatro kilos al año.
 
Si esto os parece mucho los noruegos con un asombrosos 10 kilos, o los suecos con 8,4 kilos al año son el segundo y el tercer país por consumo per cápita de cafés en el mundo.
 
Con todo lejos del número uno del mundo, Finlandia, con doce kilos persona al año, tres veces más que el norteamericano medio, no esta mal ¿no?
 
Menos mal que se trata de un país pequeño por que en caso contrario son capaces de dejarnos sin café al resto del planeta.
 
Quizás las bajas temperaturas, días muy cortos en invierno, y muy largos en verano tengan la culpa de este elevado consumo.
 
Curiosamente este dato se refleja hasta en la literatura procedente de estos países donde es llamativo el hecho de que muchos de los protagonistas de novelas que nos llegan traducidas , mayormente policiacas, se pasan el día bebiendo café.
 
Para los que pensabais que eran los italianos los más consumidores de café tenemos que decir que su consumo medio es de 6 kilos persona año, lo que no está nada mal para unos italianos que aman el expreso que es un café mucho más concentrado que el café de filtro que toman en los países nórdicos, lideres mundiales en el consumo de café por persona.
Infografía sobre el consumo café en los principales países europeos y Estados Unidos.

Y que ocurre con los países productores de café

Varían mucho las cifras entre ellos como no podía ser de otra manera. 

El campeón de este peculiar ranking es Brasil que de los países productores es en el que se bebe más café, 5,6 kilos de café por persona año.
 
Consumo que no está nada mal.
 
No deja de sorprende el caso de México productor de excelente cafés y que solamente se consume 1,2 kilos al año por persona. 
 
Pero en qué pensáis amigos mexicanos, con el café que tenéis y no lo disfrutáis.
 
El consumo de Café Mundial - inforgrafia
 

Y en España, como andamos en esto del consumo de café

España supera por una posición a Estados Unidos en lo que respecta a consumo de café anual por persona. 
 
Estamos en el puesto 19 del ranking mundial con 4,5 kilos de consumo medio de café por persona año.
 
El café nos gusta peorp aun estamos lejos del consumo de nuestros vecinos italianos.
 
Aquí se ve también un elemento muy nuestro, amamos tomar café fuera de casa.
 
Teniendo en cuenta la cultura de bar que tenemos en nuestro país, no sorprende la cantidad de cafés que se preparan. 
 
Se sirven más de 535 millones de tazas de café en cafeterías y bares a la semana.
 
Se ve que para ponernos en marcha por la mañana, a media mañana en la pausa para el café, o después de comer tomamos un café para volver al trabajo o al estudio.
 
Más de 22 millones de personas que suponen un 63% de españoles mayores de 15 años toman como mínimo una taza de café al día. 
  • Entre semana la media sube a 3,6 cafés diarios, ¿quien se va a trabajar sin tomar un café, no? 
  • Y el fin de semana baja a 2,7 tazas al día.
La mayoría de los españoles y españolas (63%) toman café solamente por la mañana.
 
Un 38% dicen beber café por la mañana y después de comer.
 
Y después están los que cono yo toman un café durante todo el día que alcanzan el 30% de los amantes del café del país.
 
el-cafe-en-españa-su-consumo

 

El café, ¿désde cuando se consume?

El café es la bebida comercial más consumida en el mundo.
 
Sin embargo, detrás de este producto único se esconde un origen lleno de interrogantes y una historia llena de prohibiciones, casualidades y amenazas.
 
Su origen se sitúa en el África ecuatorial, concretamente el la actual Etiopía.
 
De sus orígenes no han llegado a nosotros documento escrito alguno, lo que sabemos lo sabemos por las leyendas que han perdurado en las tribus de las tierras altas etíopes que cuentan la historia así:
 
Los miembros de las tribus observaron cómo las cabras presentaban un comportamiento más energético de lo normal, tras comer cierto tipo de bayas. 
 
Concretamente las procedentes del arbusto que hoy conocemos como cafeto.
 
Algunos de los miembros de las tribus decidieron probarla y comprobaron esos beneficios para si mismo.
 
Se ve que les gustó el efecto que vieron en las cabras.
 
Convirtiéndose en las primeras personas en consumir café en toda la historia de la humanidad.
 
No es la única leyenda de la zona sobre el origen del café, y como cualquier leyenda la encontrareis contada de diferentes formas.
 
Pero perece que este es origen de la bebida a día de hoy más comercializada del mundo.
 
Si quieres saber exactamente cuando se empezó a consumir tengo que decirte que te vas a quedar con las ganas, posiblemente lleven siglos consumiendo café pero no sabemos cuando empezó este consumo.
 
Algunos se atreven a situarla sobre el año 300 de nuestra era pero no se con criterios llegan a esta fecha.

El café: Su expansión por el mundo.

La primera referencia sobre el café la tenemos en el siglo XV después de Cristo.
 
Nadie en toda la historia, que por otra parte nace con os primeros escritos humanos en la Sumeria de hace tres o cuatro mil años, consigno nada sobre el consumo de café hasta el siglo XV. Ni egipcios ni romanos hablan del café.
 
De hecho los pueblos europeos bebían vino y cerveza, pero jamás nadie probó el café hasta que llegó procedente del mundo musulmán en el siglo XVII.
 
Como conseguían nuestros antepasados espabilar un lunes por la mañana es una cuestión que personalmente no llego a entender.
 
Decíamos que fue en el siglo XV, gracias a los registros de la comercialización del café entre Etiopía y los monasterios Sufís de Yemen que tenemos la primera noticia histórica del café. 
 
Su expansión se aceleró en el siglo XVI por que de Yemen de forma imparable llegó al resto del mundo Islámico.
 
Aparece alguna mención en Europa sobre el café hacia 1575 cuando Leonhard Rauwolf, lo mencionó en uno de sus escritos sobre sus exploraciones a África, describe el café y la forma que lo consumen en el mundo Islámico de la época.
 
Pero no es hasta el siglo XVII cuando da el paso hacia occidente.
 
Los comerciantes Venecianos lo traen a Europa, y o sabemos por que en esta época se encuentran los primeros registros de comercio de café entre la república de Venecia y el norte de África.
 
Un episodio determinante en la difusión del café lo protagoniza Clemente VIII, Papa.
 
Una bebida excitante, negra como el demonio, que procedía del mundo musulmán levanto ampollas en el muy cristiano occidente del momento.
 
Así que a Clemente VIII le van con el cuento de que el café que se empieza a difundir por Europa en ese siglo es una bebida diabólica.
 
Pero Clemente VIII dice que quiere probarlo antes  de determinar si debe ser prohibido a los cristianos.
 
Parece que lo prueba y le encanta, y la declara apto para cualquier creyente.
 
A la India llega a tráves del comercio con Yemen, y se extiende su consumo por el continente Asiático hasta alcanzar China y Japón.
 
¿Cómo llega a América el consumo de café?
 
Por Nueva York a mediados del Siglo XVII, pero no es hasta 1773, que gana importancia por que su Graciosa Majestad el Rey Jorge de Inglaterra grababa con altos impuestos el Té lo que a los colonos americanos no les hacia la menor gracia, y poco a poco se fueron pasando al café.

Las prohibiciones del consumo de café

Aunque la extensión del consumo fue rápida no siempre supero con facilidad la desconfianza que generaba.
 
Su consumo no siempre fue un camino de rosas.
 
De hecho en el siglo XVII se consideraba, tanto al té como al café, como una droga. 
 
Se pensaba que un consumo provocaba la muerte.
 
El rey Gustavo III de Suecia partidario de esta teoría decidió poner a prueba la aseberación convencido de la peligrosidad de las bebidas.
 
Seleccionó a dos presos condenados a muerte, uno bebería cada día una taza de café y el otro una de té de estas peligrosa bebidas.
 
El experimento fue seguido por una comisión médica. 
 
El caso es que primero murió el rey de algo realmente peligroso para un rey, asesinado por una conjura palaciega.
 
Después murieron todos y cada uno de los miembros de la comisión médica.
 
¿Qué pasó con los reos? 
 
Tras muchos años de seguir con su dosis diarias, el primer preso en morir fue el que tomaba té.
 
Y cómo aquí no se queda nadie murió ya anciano el reo condenado a café, que entendemos que al menos disfrutó de su taza diaria de café hasta el fin de sus días.
 
Existían zonas donde las autoridades no lo toleraban el consumo de café. 
 
En Alemania, y especialmente de Rusia se perseguía su consumo. 
 
En Rusia estaba penado con castigos físicos, que en muchos casos llegaron hasta la mutilación. 
 
Sí una persona sufrían crisis nerviosa, solía indicarse que la causa era el café. 
 
No fue hasta mediados del siglo XIX, que esta presión  sobre el café  fue disminuyendo.
 
Gustavo III de Suecia
 

Los orígenes del cultivo del café en Asia y América 

Los holandeses llevan su cultivo a Asia primero y América después.

Orígenes del cultivo del café en Asia.

El café llegó primero a la colonia holandesa de Malabar en la India, hacia el 1700, y después llegaría Surinam en 1718, y siguieron con la expansión plantando cafetales en la Isla de Java, actual indonesia.
 
Unos cuantos años después, las colonias holandesas se habían convertido en la principal fuente de suministro de café a Europa.  

Cómo llega el café a América.

El café llegó primero a la colonia holandesa de Surinam en 1718, y después se plantaron cafetales en la Guyana Holandesa.
 
Otros gobiernos europeos deciden seguir el ejemplo de los holandeses y apostar por llevar el cultivo del café a América debido al aumento de demanda en Europa.
 
En concreto Francia, quien en 1726 contaba ya con su primera cosecha de café americano. 
 
En 1730 los británicos llevaron el café a Jamaica, donde hoy en día se cultiva  uno de los cafés más famosos y caros del mundo, en las Blue Mountains.
 
Un par de años después llegan las primeras semillas al que quizá sea la zona de producción de café más conocida en la actualidad, Colombia. Serán misioneros españoles los primeros en introducir el arbusto en el país.
 
En una avance lento pero imparable en zonas como Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia, Brasil, o Mexico, etc.
 
A mediado del siglo XVIII ya se podía ver la potencia cafetera que tendrían estas zonas como productoras de café en el Mundo.

A partir de aquí el café no ha dejado de crecer en su consolidación como principal bebida comercial.

El desarrollo definitivo se produjo durante el siglo XX. 
 
Fue entonces cuando el café pasó a ser la infusión más consumida en toda la tierra. 
 
Ese es uno de los momentos clave de la historia del café. 
 
Gracias por la globalización de las culturas de los países más influyentes, lease Estados Unidos, y especialmente por la mejora en el transporte mundial el café han acabado por llegar a cada país del planeta.

¿Cómo se ha consumido a lo largo de la historia el café?

En la actualidad el café se consume mezclando granos molidos de café tostado mezclados de diferentes formas con agua caliente.
 
Pero a lo largo de la historia del café se han usado diferente métodos, que hoy en día no dejan de sorprender.
 
El café  fue consumido como bayas silvestres e infusiones de hojas
 
Se inició el consumo de café en las regiones africanas de Etiopía. 
 
En un principio es probable que el fruto del cafeto se ingiriese entero o bien se triturase.
 
Parece que también se ha consumido café utilizando las hojas del cafeto para preparar infusiones. Sería algo parecido a preparar un té de café.
 
Como el ingenio humano no para se llegó a la opción de tostar el café, que es con mucho la mejor forma de obtener aroma y sabor en una taza de café.
 
Por aquella época no existía la tecnología actual, que facilita tanto todo el proceso de tostado. 
 
Así que el primer reto fue tostar adecuadamente el grano. 
 
Aunque parece fácil, resulta ser una labor complicada, para la que necesita a herramienta adecuada y la presencia de verdaderos maestros para dejar el grano en su punto. 
 
Una vez se había tostado, había que molerlo, el problema es que generalmente se obtenía una molienda muy poco homogénea. 
 
Luego se mezclaba con agua caliente y se filtraba, dejando una infusión muy aguada y poco densa. 
 
Así que tomar un  café en la Europa de 1700 podría resultar, por que no decirlo, un tanto decepcionante.

No fue hasta el XIX, junto con la revolución industrial, cuando se empezó a mejorar y optimizar el proceso de preparación. 

Aparecieron maquinas para tostar café.
 
Fue por aquella época cuando surgieron las primeras cafeteras. 
 
Por eso se considera que ese fue el momento de despegue del consumo de café hasta lo que es hoy en día, momento en el que se comenzó a gestar el modo actual de consumo.
 
Es decir su difusión definitiva ha tenido mucho que ver con la revolución industrial y la mejora del transporte en los últimos decenios.
 
En la actualidad, el proceso de preparación ha variado en esencia más bien poco. 
 
Sin embargo, ha surgido una importante evolución de las tecnologías utilizadas, en su cultivo, y en los aparatos que se utilizan para hacer la infusión desde las tostadoras de café, pasando polos molinos,  hasta las cafeteras. 
 
Debido a ello, y las influencias culturales de las regiones en las que se toma que han aportado su forma de entender la taza de café, han ido aparecido una amplísima variedad de preparados desde el café solo, expreso o no, hasta combinados con base de café han proliferado por todo el mundo.
 
Pero esto ya es otra historia.
 
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Director del Proyecto : Federico Asorey Consultoría e-Commerce
© Copyright 2020